Posts Tagged ‘eutanasia’

El PP calla ante la ley de muerte digna

noviembre 24, 2010

La portavoz del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, ha resaltado que el Gobierno no le ha trasladado el texto con el proyecto de ley de Muerte Digna, que el Consejo de Ministros presentó el pasado viernes, si bien “estará pendiente” para poder dar después su opinión.
El Gobierno va a aprobar en marzo del año que viene una Ley de Cuidados Paliativos y Muerte Digna para “garantizar los derechos de los pacientes en situación terminal”, según anunció el vicepresidente primero y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien ha precisado que “no es una ley de eutanasia”. Sin embargo, pocas dudas quedan de que la intención del gobierno es abrir la puerta de atrás a la eutanasia en España, como ya se ha hecho en Andalucía, con el apoyo, precisamente, del Partido Popular.

El Papa condena el aborto y la eutanasia en una cerrada defensa de la familia tradicional

noviembre 7, 2010

España ha tenido hoy el privilegio de escuchar a la mayor autoridad moral de la tierra, el Papa Benedicto XVI dar una lección de defensa de los valores no negociables.
El papa Benedicto XVI ha condenado hoy con firmeza el aborto y la eutanasia y ha efectuado una cerrada defensa de la familia tradicional en la homilía de la ceremonia de consagración del templo de la Sagrada Família de Barcelona. En elsermón el Pontífice ha pedido a los gobiernos “que se defienda la vida de los hijos como sagrada e inviolable desde el momento de su concepción” y “que la natalidad sea dignificada, valorada y apoyada jurídica, social y legislativamente”. Joseph Ratzinger también ha solicitado “medidas económicas y sociales para que la mujer encuentre en el hogar y en el trabajo su plena realización; para que el hombre y la mujer que contraen matrimonio y forman una familia sean decididamente apoyados por el Estado”.
La primera parte del sermón ha estado dedicada a la figura de Antonio Gaudí (1852-1926) y su templo. El Pontífice ha definido al autor de la Sagrada Família –ahora ya basílica– como “arquitecto genial y cristiano consecuente, con la antorcha de su fe ardiendo hasta el término de su vida”.
“En este recinto, Gaudí quiso unir la inspiración que le llegaba de los tres grandes libros en los que se alimentaba como hombre, como creyente y como arquitecto: el libro de la naturaleza, el libro de la Sagrada Escritura y el libro de la Liturgia”, ha destacado Ratzinger. El Papa ha subrayado después el valor de “la dedicación de este templo de la Sagrada Família, en una época en la que el hombre pretende edificar su vida de espaldas a Dios”
Benedicto XVI, además, ha resaltado “la historia de esta tierra catalana que, sobre todo desde finales del siglo XIX, dio una pléyade de santos y de fundadores, de mártires y de poetas cristianos”, en referencia principalmente a la masacre de católicos perpetrada por socialistas, anarquistas, comunistas y otros republicanos durante los negros años de la segunda República y la guerra civil.
Tras la misa, a la que han asistido unas 8.000 personas dentro del templo y unas 36.000 en el exterior, el Pontífice ha rezado el ángelus desde el atrio de la fachada del Nacimiento. Durante la oración, ha insistido en el mensaje de la homilía al subrayar “la dignidad y el valor primordial” del matrimonio y la familia, a la que ha calificado de “esperanza de la humanidad”.

Los promuerte sin careta: Fundación pro eutanasia sugiere aplicarla a pacientes con Alzheimer

octubre 20, 2010

El fundador de la controvertida Fundación Dignitas de Suiza, que propicia el suicidio asistido de enfermos graves, lanzó una nueva provocación al sugerir la posibilidad de que se brinden también dosis letales a algunos parientes de pacientes con formas graves de demencia, como el mal de Alzheimer, informó hoy la prensa local.
“El Estado debería ofrecer mas oportunidades a la gente que sufre de demencia y a sus familiares”, dijo a los medios el directivo de Dignitas, Ludwig Minelli, un promotor extremo de la eutanasia.
Según Minelli, debería consentirse “prescribir una dosis letal” a los compañeros no enfermos de personas afectadas de cuadros severos de demencia.
“En esos casos el compañero de un enfermo de la misma edad muchas veces no desea sobrevivir sólo”, dijo.
La ley suiza excluye estas prácticas, precisó la prensa local.
Minelli comentó en particular el trágico caso de un hombre de 64 años que estranguló a su esposa, de 73 años y afectada de Alzheimer, y luego permaneció varios días junto al cadáver.
La propuesta suscitó reacciones. “¨Dónde nos detendremos? ¿Por qué otros cónyuges no podrían obtener el mismo derecho?”, se preguntó el senador suizo, Felix Gutzwiller.
Para Brigitta Martensson, directora de la Asociación Alzheimer Suisse, “la cuestión de los cónyuges no tiene lugar”. Sin embargo la noticia ya trascendió fronteras y en la prensa británica puede leerse que “los suicidios de familias podrían ser el próximo paso de Dignitas”. En Suiza, la ayuda al suicidio está admitida en la ley en tanto incumba a la persona y no esté motivada por motivos egoístas. Esta normativa sentó las bases para la existencia de organizaciones de ayuda al suicidio. Dignitas es la única que acepta también a pacientes residentes en el extranjero, lo que dio vida al discutido fenómeno bautizado “turismo de la muerte”.

Peces Barba se une a la ofensiva pro esutanasia

agosto 12, 2010

Los promuerte están lanzando en España una ofensiva para imponer la eutanasia a la sociedad. El último en lanzar sus dardos dialécticos envenenados ha sido el fracasado Alto Comisionado para el Apoyo a las Víctimas del terrorismo , Gregorio Peces Barba.
Ha sido en la presentación del monográfico ‘III Encuentro interautonómico sobre protección jurídica del paciente como consumidor’, en el que ha participado para decir entre otras cosas que «Hay personas que en caso de salud irreversiblemente deteriorada pueden tener unas creencias religiosas o morales que les impidan “dar el paso”; otras no. Son esas las que debieran tener libertad», dando por hecho que querer ser asesinado cuando uno tiene una salud deteriorada, es lo lógico, y que sólo los fanáticos religiosos, omo siempre, se oponen a estas cosas tan razonables.
«La jurisprudencia no vale para estos temas. No podemos dejar que la seguridad jurídica de un tema tan importante esté vinculada a las ocurrencias, buenas o mejores, de los jueces. Hay que elaborar una ley valiente que afronte la regulación de este problema de la forma más clara posible». Ley valiente significa, sin duda, aquella lo más lesiva y dañina posible para la dignidad humana y la defensa de la vida.

El diario la Verdad hace propaganda de la eutanasia.

agosto 12, 2010

El diario más conocido por los murcianos, La Verdad, ha prestado sus páginas esta semana para que desde ellas, el vitando abogado José Luis Mazón haga un alegato detestable en contra de la vida humana.
No podía faltar en este enemigo de la Religión una ofensa vertida a modo de inocente broma. Dice Mazón para atacar a la vida que

Tomás de Kempis, agustino autor de un manual de vida ascética decía que esta vida era miserable y a mayor longevidad más pecados y más difícil obtener la salvación eterna. Kempis recomendaba pensar siempre en la muerte.

Evidentemente nunca desde la Iglesia se renunciará a considerar al hombre a imagen y semejanza de Dios, y por tanto sagrado en sí mismo. Lo que recomendaba Tomás de Kempis era esto:

Capítulo 21: Del remordimiento del corazón
Si continuamente pensases más en tu muerte que en vivir largo tiempo, no hay duda que te enmendarías con mayor fervor. Si pensases también de todo corazón en las penas futuras del infierno, o del purgatorio, creo que de buena gana sufrirías cualquier trabajo y dolor, y no temerías ninguna austeridad
Capítulo 23 : De la meditación de la muerte.
Trata ahora de vivir de modo que en la hora de la muerte puedas más bien alegrarte que temer. Aprende ahora a morir al mundo, para que entonces comiences a vivir con Cristo. Aprende ahora a despreciarlo todo, para que entonces puedas libremente ir a Cristo.
Haz ahora, hermano, lo que pudieres; que no sabes cuándo morirás, ni lo que acaecerá después de la muerte. Ahora que tienes tiempo, atesora riquezas inmortales.
Nada pienses fuera de tu salvación, y cuida solamente de las cosas de Dios.

Luego el artículo deriva hacia filosofía pagana:

Sófocles decía que sólo los malos nacen, de modo que los aquí reunidos, lamentablemente somos la escoria celestial, los deshechos, las almas gentuza del cielo. Por ahí hay un discurso en los textos herméticos de la bronca que se forma entre las almas cuando Dios les dice que tienen que encarnarse, la protesta es gordísima, ninguna quiere nacer. Los griegos antiguos que eran sabios decían que a quienes los dioses aman mueren jóvenes.

Siguiendo con el paganismo, termina llamando ejecutar e personas enfermos “rehumanizar”:

La Diosa Razón que debió regir la convivencia humana en olvidados tiempos, fue desplazada de su lugar de poder en un tiempo muy antiguo. Pero ahora vuelve a la carga auxiliando a la humanidad en su proceso de rehumanización.

El artículo termina con la exaltación de quienes se han suicidado, en especial el parapléjico, Ramón Sampedro, de quién dice:

Este apóstol de la Diosa Razón que fue Ramón Sampedro es ya un santo laico de la humanidad, un hombre auténtico, un esforzado que entregó su vida para que otros tuvieran el derecho a una buena muerte. «Todo el mundo tiene derecho a una buena muerte», la próxima Constitución recogerá este enunciado u otro análogo

Desde Manifiesto por la Vida animamos a nuestros lectores a abstenerse de comprar esta publicación que se presta a la propaganda más ofensiva para quienes creen que la vida es sagrada, y defienden la dignidad humana.

La eutanasia en Holanda no deja de aumentar

agosto 12, 2010

El lugar de tratamientos y consuelo, la cultura de la muerte impone la ejecución de las personas

La cantidad de casos reportados de eutanasia o suicidio asistido creció un 13 por ciento el último año en Holanda, dijo el miércoles el Gobierno, en un claro ejemplo de la imparable ascensión de la cultura de la muerte en uno de los países más corruptos y faltos de valores morales del mundo.
El informe anual de las comisiones regionales que controlan la ley de eutanasia en Holanda indicó que se produjeron 2.636 casos en el 2009, la amplia mayoría de eutanasia propiamente dicha, a diferencia de lo que se conoce como suicidio asistido que consiste en ejecutar no a un enfermo terminal, sino a cualquier persona desesperada.
Esta cifra representa nada menos que el 2 por ciento de todas las muertes en Holanda el año pasado, según las estadísticas oficiales.
Sigue imparable la tendencia del 2008, cuando la cifra había crecido al 10,5 por ciento, lo que debería mover a reflexión sobre hacia dónde se dirige nuestra civilización, pero que ha servido de excusa para que los promuerte de la Asociación Holandesa para un Final de la Vida Voluntario exgija que se ponga en marcha un patíbulo medicalizado para llevar a cabo las ejecuciones de enfermos terminales o personas desesperanzadas de cualquier tipo.

La cultura de la muerte se impone

julio 7, 2010

Fumar o emborracharse en edificios públicos, menos admisible para los españoles que la pena de muerte, la eutanasia o el aborto

La imposición de lo “políticamente correcto”, esto es, la obligatoriedad de educar y difundir cualquier pensamiento desde una optica contraria al Orden Natural y a la ética y moral cristianas, está causando estragos en la formación moral de los jóvenes españoles.
Las políticas de ingeniería social y de formación de un pensamiento moral único y enfrentado con los valores tradicionales de nuestra sociedad, dan cada día mayores frutos.
Así se desprende de una encuesta realizada por la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD), Obra Social de Caja Madrid y el Plan Nacional sobre Drogas.
De los datos de la encuesta masiva, que ha comparado los datos de 2010 con un estudio similar auspiciado también por la FAD en el año 2001, se desprende que los españoles, hoy por hoy, toleran más la eutanasia, el aborto y la pena de muerte que, por ejemplo, fumar en edificios públicos, hacer trampas en exámenes, entrar por «enchufe» a una empresa.
En concreto, casi el 36% de la población justifica la aplicación de la pena de muerte para delitos muy graves, un porcentaje que una década atrás era de 9 puntos porcentuales menos. El aumento de esta valoración crece en el segmento poblacional más joven (de 15 a 24 años). La investigación, que ha pulsado la opinión de más de 1.200 personas de 15 a 64 años, muestra que seis de cada diez españoles consideran admisible la eutanasia y que el 54% admitiría una total libertad para abortar.
La comparativa es clara en otro punto de la escala de valores: el 20% de los españoles justifica el suicidio.
Desde Manifiesto por la Vida nos rebelamos ante esta triste realidad. Pese a que haya quienes se engañen predicando un vuelco en la opinión pública en temas relacionados con la vida, lo cierto es que ésta es un valor despreciado por la sociedad, que sigue fielmente los dictados de los poderes públicos. Sin un cambio radical en la vida política española y en los políticos que en ella participan, la sociedad seguirá esclava de la cultura de la muerte.

Victoria promuerte en Alemania que pretendeimponer la eutanasia en toda Europa

junio 30, 2010

Alemania hace sólo un año promulgó la legislación sobre los testamentos en vida mediante el establecimiento de dos cuestiones fundamentales: el derecho del paciente a rechazar cualquier tipo de tratamiento, incluso para salvar su vida, y la obligación absoluta de cumplir los deseos del paciente. Y esot pese a que Alemania sigue siendo muy conservadora en estos temas, por mero rechazo a las políticas activas proeutanasia de la famosa Aktion 4, cuando se aplicó sistemática y ampliamente. Pero una sentencia de hace unos días cambió profundamente la interpretación de esta ley eliminando cualquier ambigüedad y convirtiendo la legislación alemana en claramente a favor de la despenalización de la eutanasia.
Se permite la suspensión de la nutrición e hidratación en cualquier tratamiento médico, y por lo tanto hace posible una relación de causalidad directa con la muerte del paciente. Porque no hay duda de que sin la nutrición y la hidratación, el paciente muere, una muerte más o menos dramática dependiendo de los medicamentos que alivian el sufrimiento.
Esta justificación legal del asesinato en Alemania amenaza al resto de Europa. La primera víctima puede ser Italia, en donde, hoy, la Cámara de diputados reanudará el debate sobre el proyecto de ley de la Comisión XII conocido por todos como “el testamento vital”. Después de más de un año de discusiones en que todos los miembros del comité, sin excepción, han participado con gran pasión y una tensión ética fuerte, se han obtenido las opiniones de otras comisiones, que son esenciales para poner en marcha la mayor parte de los proyectos de ley discutidos en los últimos tres años de legislatura. Pero el pernicioso ejemplo alemán puede arrastrar a Italia al pozo de los promuerte.

El Estatuto de Cataluña confirma que es constitucional matar en España

junio 30, 2010

Después de largos años de deliberaciones, la Sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto de Cataluña ha visto la luz. Con independencia de algunos artículos anulados por el Tribunal presidido por doña María Emilia Casas, y de los recortes al texto, el nuevo Estatuto augura unas previsiones nada esperanzadoras para la defensa de la vida, de la familia, y para la libertad de educación. Y por tanto, claro, para el futuro de Cataluña, y de toda España. Poco se puede esperar de los recursos contra la ley del aborto a ese mismo tribunal, que ha considerado perfectamente constitucionales los artículos que atentan contra la vida en el texto referido.
La legislación catalana que se avecina promueve, literalmente, la escuela laica, las políticas de género, el combate contra la homofobia -que se puede interpretar como cualquier crítica a las prácticas homosexuales-, el derecho de la mujer a la salud sexual y reproductiva (aborto) y la promoción de las «distintas modalidades de familia», entre otras cosas; por no hablar de la imposición del catalán, la creación de una ley educativa propia que asfixia a la escuela concertada y de que establece un sistema de financiación que se ha ganado el calificativo de insolidario para con las demás Comunidades Autónomas. Éstos son, en síntesis, los artículos que más van a afectar a la visión católica de las realidades más esenciales de la vida.

Eutanasia
El Estatut abre la puerta a la práctica de la eutanasia, en su artículo 20, que lleva el epígrafe: «Sobre el derecho a vivir con dignidad el proceso de la muerte», en referencia a la expresión muerte digna, que utilizan los partidarios de esta práctica letal. Así, establece que «todas las personas tienen derecho a vivir con dignidad el proceso de su muerte», y habla, en el artículo 20.2, del «derecho a expresar su voluntad de forma anticipada para dejar constancia de las instrucciones sobre las intervenciones y tratamientos médicos que puedan recibir, que deben ser respetadas en los términos que establecen las leyes, especialmente por el personal sanitario cuando no estén en condiciones de expresar personalmente su voluntad».

Aborto
Del mismo modo que el Estatuto habla de muerte digna para referirse a la eutanasia, también promociona el aborto desde el eufemismo de salud sexual y reproductiva, empleada, sin ir más lejos, en la polémica Ley del aborto desarrollada por el Ministerio de Igualdad, o en la resolución de la Unión Europea que pretende imponer el aborto a todos los estados miembros y que apoyaron la mayoría de parlamentarios del Partido Popular. Además, deja a la mujer (y, de facto, a quienes la presionan desde su entorno) la plena potestad de decidir sobre la vida del bebé, amparándose incluso en algo tan subjetivo y ambiguo como su «bienestar físico y mental». Así, en el artículo 41.5, el texto asegura que los poderes públicos «deben velar para que la libre decisión de la mujer sea determinante en todos los casos que puedan afectar a su dignidad, integridad y bienestar físico y mental, en particular en lo que concierne al propio cuerpo y a su salud reproductiva y sexual». Por tanto, las nauseas del embarazo, o los edemas en piernas serían causa suficiente para matar al hijo.

Distintas modalidades de familia
En la misma línea del Gobierno de Rodríguez Zapatero (cuyos socios de Gobierno son los mismos que componen el tripartito), los redactores del Estatuto catalán hablan, en su artículo 40.5, de los «distintos tipos de familia», consagrando la equiparación del matrimonio con las uniones entre personas del mismo sexo. Más aún, pues dejan la puerta abierta a «nuevas modalidades de familia» que puedan imponerse por ley: «Los poderes públicos -dice el texto- deben garantizar la protección jurídica, económica y social de las distintas modalidades de familia previstas en las leyes, como estructura básica y factor de cohesión social y como primer núcleo de convivencia de las personas». Y por si quedaba alguna duda, en el 40.7, remarca que «los poderes públicos deben promover la igualdad de las distintas uniones estables de pareja, teniendo en cuenta sus características, con independencia de la orientación sexual de sus miembros. La ley debe regular dichas uniones y otras formas de convivencia y sus efectos».

Delito de homofobia
El presunto delito de homofobia, que se espera incluya el Gobierno en la Ley de igualdad de trato, ya tiene su avanzadilla en el Estatut. En su artículo 40.8, los redactores del texto igualan la homofobia con el antisemitismo y el racismo, y remarcan que se promoverá la erradicación de toda actitud homófoba, esto es, que condene, de un modo u otro, la práctica de la homosexualidad. «Los poderes públicos deben promover la igualdad de todas las personas con independencia de su origen, nacionalidad, sexo, raza, religión, condición social u orientación sexual, así como promover la erradicación del racismo, del antisemitismo, de la xenofobia, de la homofobia y de cualquier otra expresión que atente contra la igualdad y la dignidad de las personas». Para tal fin, y aunque el Estatut aún puede ser declarado inconstitucional, la Generalitat ya creó, en 2007, la figura de un Fiscal contra la homofobia.

Ideología de género y feminismo
La promoción de las «distintas modalidades de familia» y de la homosexualidad forma parte del discurso tradicional de la ideología de género. Y el Estatut no lo esconde. En su artículo 41, habla de la perspectiva de género que debe inspirar todas las medidas políticas, al garantizar «la transversalidad en la incorporación de la perspectiva de género y de las mujeres en todas las políticas públicas para conseguir la igualdad real y efectiva y la paridad entre mujeres y hombres». Más aún, pues, en el artículo 153, los redactores del texto legislativo se comprometen a desarrollar «la planificación, diseño, ejecución, evaluación y control de normas, planes y directrices generales en materia de políticas para la mujer, así como el establecimiento de acciones positivas para conseguir erradicar la discriminación por razón de sexo que tengan que ejecutarse con carácter unitario para todo el territorio de Cataluña». O, lo que es lo mismo, que la Generalitat promoverá acciones y proyectos encaminados a la implantación de la ideología de género, al tiempo que controlará que toda medida que se adopte en favor de la mujer responda a sus premisas.

Feminismo
Políticas de género, igualdad, paridad…, y feminismo: lejos de limitarse a establecer medidas que pongan al mismo nivel a hombres y mujeres, el artículo 41.3 habla únicamente de la mujer y olvida hacer referencia alguna al hombre. Así, en virtud de la nueva legislación autonómica, las autoridades catalanas deberán «fomentar el reconocimiento del papel de las mujeres en los ámbitos cultural, histórico, social y económico, y deben promover la participación de los grupos y las asociaciones de mujeres en la elaboración y evaluación de dichas políticas».

La estrategia de la cultura de la muerte: hacia la eutanasia

junio 30, 2010

Reproducimos por su interés este artículo de la página Solidaridad.net del Partido SAIn:

El ser humano tiene dignidad de persona siempre, en todas las etapas de la vida y nadie puede acabar con ella deliberadamente. Las asociaciones pro eutanasia han puesto todo su empeño en mediatizar unos casos extremos presentados ante la opinión pública en razón de su carácter especialmente dramático.
Su estrategia ha sido provechosa: la discusión se focaliza en torno a unos cuantos casos “límite” que desencadenan una fuerte carga emocional y como resultado el debate público se reduce a eslóganes concebidos por un sentimentalismo y falsa compasión, no haciendo uso de la razón. Tendemos a no escuchar más que el corazón y las pasiones para juzgar cuestiones relacionadas con la vida y con la muerte.
Antes de que en Holanda se legalizara la eutanasia había pequeños grupos de presión que generaban opinión pública a favor de la eutanasia. El primer paso hacia ella fue conseguir que se confundiera la eutanasia con la muerte digna, confundir lo que es la dignidad de la persona y lo que es llevar una vida digna. Se aprovechan del miedo al sufrimiento y al dolor para plantear la muerte como única salida. El siguiente paso de los grupos pro eutanasia es transgredir la ley con algún caso “límite” que nos presentan en los medios de comunicación, siempre llevándonos a un supuesto sentimiento de compasión, como ocurrió en España con Ramón Sampedro o Inmaculada Echevarría. Otro paso es conseguir llegar al Parlamento con una despenalización de la eutanasia en “determinados casos límite”, para finalmente terminar hablando de ella como un derecho y conseguir que se apruebe como ley. Al igual que ha pasado en España con el aborto, que primero se despenalizó en ciertos supuestos y después se ha convertido legalmente en un derecho
Por tanto la eutanasia no surge por la demanda de la sociedad, los enfermos no la piden. Cuando nos dicen esto es porque las encuestas que hacen están manipuladas… plantean dos extremos: o te mueres con dolor horrible y sufrimiento insoportable, o pides la eutanasia; silenciando que la alternativa al dolor son los cuidados paliativos, no la eutanasia. Nos ocultan que detrás de un enfermo o incapacitado que solicita morir, están estas asociaciones pro eutanasia que le visitan, le escriben… incluso se presentan en su domicilio como personal de voluntariado… y que le convencen de que su vida así no merece ser vivida y que le conviene pedir el suicidio asistido. Esto pasó con Madeleine Z, en Alicante, una mujer enferma de ELA (esclerosis lateral amiotrófica), con la que se ponían en contacto sin que se enterara su hijo; finalmente presenciaron cómo se quitaba la vida.
En Holanda se empezó practicando la eutanasia para aquellos que la pedían y finalmente se ha convertido en “la solución más adecuada” también para aquellos que no la piden. Se calculan 4.000 muertes por eutanasia cada año, pero las estadísticas no incluyen otras tantas no declaradas, que se practican sin el consentimiento del paciente.
En España se van dando pasos hacia la eutanasia:
En España los grupos pro eutanasia presentaron al Gobierno sus propuestas para que se conviertan en ley. Hace un par de años, nuestro ex-ministro de Justicia, Bermejo, se reunió con una de estas asociaciones durante una hora y le plantearon, entre otras, cuestiones como dar mayor seguridad jurídica a prácticas como la de Leganés (sedaciones no paliativas practicadas por el Dr. Montes ) . Y la despenalización de la eutanasia (alegando que el 80% de la población la defienden, aquí es donde manipulan y mienten con las encuestas). Bernat Soria, entonces Ministro de Sanidad, dijo que la eutanasia era la asignatura pendiente y que en próximas legislaturas saldría
Una de las juezas que defendió al Dr. Montes (éste señor no está en la cárcel), está en la Fundación Alternativa, que el 2006 editó un informe llamado Intervención médica y buena muerte, a favor de interrumpir las terapias, incluso las “acertadas y oportunas” y los cuidados básicos (alimentación, hidratación, respiración) sin que se considere suicidio ni eutanasia. Incluso afirmaba que “convendría regular legalmente algunas formas de eutanasia directa”. Esta es una forma sutil de promover la eutanasia: mediante informes avalados por expertos. Tres instituciones se han pronunciado a favor de la eutanasia:

· en 2003 el Observatorio de Derecho y Bioética de la Universidad de Barcelona
· en 2005 el Instituto Borja de Bioética de la Universidad Ramón Llull, de Barcelona
· en 2006 el Comité Consultivo de Bioética de Cataluña (organismo oficial)
Según Vicente Bellver, profesor de filosofía del Derecho en la Universidad de Valencia, éstas instituciones no actúan asesorando sino como un lobby, pues no se molestan en ver los argumentos contrarios a la eutanasia. El comité de Bioética puede ser un respaldo para que el Gobierno proponga un proyecto de ley regulador de la eutanasia (tendría que ser una ley orgánica, pues afecta a un derecho fundamental). Bellver pronostica que no se limitará a los casos de enfermedades en estado terminal, sino que incluirá las crónicas, degenerativas o discapacidades graves. Terminarán siendo financiadas por la sanidad pública
El PSOE, en el 37 congreso federal (apartado de nuevas políticas e instituciones para una sociedad en igualdad), dice explícitamente: “…la sociedad española debería abrir el debate hacia la posible regulación legal del último componente, el derecho de los pacientes afectados por determinadas enfermedades terminales o invalidantes a obtener de las instituciones y de los profesionales ayuda para poner fin a su vida.”
Cabe preguntarse cómo un partido que se dice socialista puede estar contra la persona en sus etapas más débiles. Esto no es socialismo sino nazismo. La mentalidad de los fuertes es que hay vidas que no merecen ser vividas, fue el argumento de Hitler para asesinar a 800.000 enfermos, entre ellos 8.000 niños. Esto si lo hace un dictador es una barbarie, pero si lo hace una democracia bajo la ley ¿se convierte en progreso? Cuando en Alemania se prohibió la práctica eutanásica los médicos convertidos en verdugos, continuaron.
Y se han dado pasos también con otras leyes:

En 2002 se aprueba la ley de Autonomía del paciente: que viene a decir que la voluntad o libertad del paciente está por encima del derecho a la vida. O sea, que se puede rechazar un tratamiento aunque ponga en peligro la vida. (esta ley ha servido también para que las adolescentes de 16 años puedan abortar…)

En Andalucía:
En 2003, se aprobó la ley de declaración de voluntad vital anticipada , el testamento vital. Y hay un registro de estas voluntades. En este testamento de Andalucía cada uno decide cuando tiene o no calidad de vida, cuando merece la pena vivir y cuando no. Puede convertirse en otro paso hacia la eutanasia porque es muy ambiguo; otras Comunidades Autónomas en el testamento vital meten la opción de la eutanasia para cuando sea legal (de elaborar el contenido del testamento vital se ocupan también las asociaciones pro-eutanasia) Otra cosa muy distinta es el testamento vital de la Conferencia episcopal, que respeta la dignidad de la vida humana hasta el último momento.
El 17 de marzo de 2010 se aprueba la ley de derechos y garantías de la dignidad de la persona en el proceso de la muerte. El parlamento andaluz no tiene competencias para aprobar la eutanasia, pero se le han abierto las puertas con dos temas críticos: la confusa definición de concepto de cuidado paliativo y soporte vital y la negativa a regular la objeción de conciencia (con la excusa de que es una competencia estatal). La ley en su artículo 18.2 dice: “los profesionales sanitarios tienen la obligación de respetar los valores y preferencias del paciente, debiendo abstenerse de imponer sus opiniones personales, morales, religiosas, filosóficas o de cualquier naturaleza.
Además de esta cuestión grave ésta ley es muy ambigua y puede acabar en una tapadera legal para la eutanasia y el suicidio asistido. Tiene algunos puntos peligrosos, como por ejemplo, la limitación de medidas de soporte vital, porque cuando esto se hace se busca la muerte. Hay una trampa semántica, de jugar con los términos y provoca confusión con los cuidados paliativos. Se habla de vida “meramente biológica” La ley da pie a pensar que los cuidados normales puedan ser considerados desproporcionados o encarnizamiento terapéutico, con lo cual se legitima eliminar estos cuidados y al hacerlo se provocaría la muerte.
Una ley que no era necesaria y que lleva a la confusión con los cuidados paliativos. Eso sí: servirá para dar protección jurídica a aquellos que ya han trasgredido antes la ley, y será una tapadera para la eutanasia y el suicidio asistido. No es lo mismo permitir la muerte inevitable cuando llegue que provocarla. La vida humana es siempre una unidad biológica y personal (no sólo biológica). La autonomía personal nunca puede llegar a justificar decisiones o actos contra la vida humana, pues sin vida no puede haber libertad. La vida humana, cualquiera que sea su estado de plenitud o de deterioro, es siempre vida personal y goza de la dignidad indivisible de la persona. Por otra parte se debe reconocer a los profesionales sanitarios el derecho a la objeción de conciencia
Buscando las causas de la eutanasia
Las causas de la eutanasia hay que buscarlas en nuestro sistema neocapitalista en donde si alguien tiene que sobrar que sean los débiles. Por tanto se ahorraría en gasto sanitario. Por otra parte tanto la eutanasia, como el suicidio asistido podrían ser un negocio, por ejemplo, en una clínica de Zurich se cobra más de 3.000 € por un suicidio asistido (desde el 98 ésta clínica “ha suicidado” a un millar de personas de varios países, porque existe un turismo del suicidio). Recientemente la policía ha encontrado en un lago cercano a la clínica cientos de urnas con cenizas humanas.
La política está al servicio de esta economía del poder y el lucro, por tanto prima la voluntad de los más fuertes. El Estado se transforma en Estado tirano, que dispone de la vida de los más débiles e indefensos, desde el no nacido hasta el anciano, en nombre de una utilidad pública que no es otra cosa que el interés de algunos. Se puede hablar de una guerra de los fuertes contra los débiles.
Nuestra cultura del hedonismo, el culto al cuerpo , el materialismo y utilitarismo, donde todo es de usar y tirar, donde lo que no es productivo ya no sirve… termina por aplicarse a las personas, haciendo que los ancianos se consideren inútiles y estorbo. Es una cultura que en muchos casos se configura como verdadera cultura de muerte, promovida por fuertes corrientes culturales, económicas y políticas que conciben la sociedad basada en la eficiencia.
Se fomenta un tipo de ser humano individualista, donde la libertad, la autonomía se considera como lo absoluto. Amplios sectores de la opinión pública justifican algunos atentados contra la vida en nombre de los derechos de la libertad individual. Vemos la salud y la ausencia de dolor como el bien supremo del ser humano. Si pensamos así ¿qué pasa con los que no responden a ese ideal absoluto de calidad de vida?… terminamos creyendo que lo sagrado es la calidad de vida y no la vida en sí misma, y que hay vidas “de tercera” que al no tener calidad no merezcan ser vividas.

Consecuencias de la eutanasia
Una de las consecuencias que tiene siempre una ley en la sociedad es hacernos creer que lo que es legal es bueno. Pero aquí ¡ojo!, no todo lo que es legal es moral y tenemos la obligación de desobedecer una ley que va contra el ser humano (decía Gandhi, que la ley no tiene nada que decir donde le toca hablar a la conciencia). Los atentados a la vida naciente y terminal tienden a perder en la conciencia colectiva el carácter de “delito” y a asumir paradójicamente el de “derecho”, hasta el punto de pretender un reconocimiento legal por parte del Estado.
Otra consecuencia es que esto es una pendiente resbaladiza, que se sabe cómo empieza pero no como acaba. La presión social hará que los ancianos o enfermos se vean obligados a pedir la muerte porque se sienten una carga. Y, como ocurre en Holanda, se empezará aplicando a casos excepcionales que la pidan y se terminará aplicando a aquellos que los médicos supongan que deberían pedirla. Además la mayoría de las muertes provocadas no se declararán públicamente, para ahorrar trámites burocráticos y por miedo a ir a juicio.
Tengamos claro que el ser humano tiene dignidad de persona en todas las etapas de su vida, independientemente del grado de deterioro que sufra. Así lo manifiestan algunos testimonios como fueron la vida de Olga Bejano, que dio sentido a la vida de muchas personas. O la de Manuel Lozano (Lolo), que se quedó ciego y paralítico y sin embargo su vida era alegría.
Cuando a un enfermo que tiene dolor, que sufre se le ofrece quitarle el dolor y los síntomas gravosos, no pide morir. En aquellos países donde se legaliza la eutanasia no se desarrollan los cuidados paliativos. Cuando nos hablen pues de eutanasia exijamos que se desarrollen los cuidados paliativos, sin que exista ninguna confusión entre los cuidados que merece cualquier persona que está cercana a morir, y lo que sería provocarle la muerte por no ofrecerle esos cuidados básicos.

Autor: Guadalupe Molina Díaz. Enfermera del Hospital San Juan de la Cruz de Úbeda, España.