Posts Tagged ‘Fundación Down’

María Barón, presidenta de la Fundación Síndrome de Down: verdades y mentiras sobre el síndrome de Down.

abril 16, 2010

María Barón, presidente de la fundación Síndrome de Down, que falla al no denunciar el discurso abortista contra las personas que tienen trisomía 21

María Baron es presidente de la Fundación Sindrome de Down. Dedica su vida a ayudar a las personas que padecen esta discapacidad y a sus familias, que desempeñan un papel muy importante.
Hoy se publica en Europa Press una entrevista suya en la que, en su afán de corrección política, conjuga verdades con mentiras sobre el síndrome de Down.
Verdades

El objetivo principal es mejorar la calidad de vida de las personas con Síndrome de Down y de sus familias. Para esto, les atendemos desde el momento en que nacen. Desde los hospitales nos avisan para que vayamos a verlo y tenemos un centro de acogida en Madrid para prestarles la atención que necesitan desde que llegan al mundo.
Además, ofrecemos mucha información a las familias que acuden a la Fundación a informarse y, especialmente, a tranquilizarse, porque desgraciadamente la noticia de que un hijo tendrá Síndrome de Down no viene acompañado de información sobre lo que significa realmente y lo que va a ser su vida. En el siglo XXI, no es ninguna tragedia tener un niño con Síndrome de Down. Con esta premisa, llevamos 20 años atendiendo a más de 1.200 familias.

Tener un hijo con un síndrome de Down no ha sido una tragedia en el siglo XXI ni en el XX, aunque es cierto que muchas madres que se enfrentan a la noticia de la cromosomopatía de sus hijos, no tienen prácticamente ninguna información sobre en qué consiste y cómo será la vida de sus hijos.

Son unas personas excepcionales, en el sentido de transparencia, espontaneidad, generosidad, de no guardar rencor. Nos dan lecciones todos los días a nivel humano, de valores y de buenos compañeros.

Aunque las generalizaciones suelen llevar a exageraciones, en este caso estamos convencidos de que no es así. Cada persona con síndrome de Down que nace, enriquece al mundo al que viene, a pesar de que existe un rechazo casi general contra ellos, hasta el punto de existir “consenso” absoluto entre todos los partidos políticos parlamentarios en que su vida es menos válida que la de los demás y puede destruirse ne el útero materno.

Mentiras

Es preciso que, en el momento en que se comunica el diagnóstico del bebé, se dé a los padres una información veraz y completa, y no se ofrezca solamente la opción del aborto como alternativa, sino que se baraje la opción de la adopción, porque por ejemplo, en nuestra Fundación hay varias familias en lista de espera que quieren adoptar con niños con Síndrome de Down.

El diagnóstico prenatal debe servir para preparar psicológicamente a los padres, para permitirles informarse sobre la patología de su hijo, y para tener tiempo de conocer aquellos recursos de apoyo con los que cuentan. El mero hecho de que se plantee su aborto por padecer una enfermedad, que en ningún caso, a demás, entraría en el supuesto, igualmente injusto y criminal de asesinas a un bebé por tener “graves malformaciones físiscas”, constituye un ejercicio de discriminación brutal contra las personas con síndrome de Down, y es muy lamentable que la presidenta de su fundación no se atreva a denunciarlo que toda claridad.

En los últimos años se han derrumbado muchos falsos mitos. Hace 30 años se les ocultaba, se pensaba que no eran objeto de aprendizaje y que no podían aprender a leer y escribir, pero ahora usan la informática, el teléfono móvil y, en definitiva, se ha avanzado mucho en este aspecto.

Más del 90% de los diagnósticos prenatales de Síndrome de Down termina en aborto. Aquellos bebés que nacieron hace 30 años, cuando su ejecución intrauterina no estaba amparada por la ley ni masivamente aceptada por los partidos políticos, son los que ahora tienen estudios (hasta univesitarios, en un caso), manejan el móvil, o utilizan la informática. Sin embargo, dentro de otros treinta, de no terminar el genocidio del aborto eugenésico, es muy probable que no queden niños con síndrome de Down, o que si se les oculta sea para salvar sus vidas.

Anuncios