Posts Tagged ‘José Luis Carbonell’

El juez reclama a TVE la cinta grabada en el barco abortista

noviembre 30, 2009

Los asesinos de Women on Waves cada vez más cerca de ser llevados a juicio por los abortos de hace un año.

La acusación cree que el visionado del material aclarará si la embarcación llegó a aguas internacionales.

El juzgado de instrucción número 18 de Valencia continúa con la recopilación de pruebas sobre los abortos practicados a cuatro mujeres en una embarcación que atracó en Valencia en octubre de 2008. La última de las gestiones ha consistido en requerir a TVE la cinta que se grabó en la embarcación donde se realizaron los abortos.
El mismo día de ´provocar la muerte a los hijos de las embarazadas, viajaban en el velero de la oenegé holandesa «Women on Waves» algunos periodistas. Entre ellos, dos de la citada cadena. Otro grupo de reporteros navegaban a escasa distancia, aunque no acompañaron el velero durante todo el trayecto. También se ha solicitado que declaren los dos periodistas de la televisión.
La acusación considera que quizá con el contenido de la cinta se puedan contrastar las declaraciones del negociante abortista imputado por estos hechos, José Carbonell, sobre las horas de salida del puerto y la distancia recorrida por el barco.
La querella que en su día presentó el partido Alternativa Española trata, en primer lugar, de poner en duda que la embarcación de la oenegé llegara realmente a aguas internacionales.
De hecho, una de las primeras pruebas que se solicitaron fue conocer quién vigiló que el barco llegaba a esta distancia de la costa que, en el caso de Valencia, por su especial ubicación geográfica, se sitúa a unas 17 millas.
La Guardia Civil ya contestó en su día al magistrado que desconocía el tiempo que la embarcación navegó «tanto dentro como fuera de las aguas de soberanía española». Es decir, que no realizaron un seguimiento de su ruta.
Pero, además, la acusación plantea otra pregunta: «¿Cuándo se destruyó el feto?». Según diferentes informes médicos que manejan los abogados, «la vida no se destruye en el mismo momento de ingerir el tratamiento».
El letrado considera que esto puede ocurrir pasadas unas horas o incluso días. Y recuerdan que, según la versión inicial, la embarcación regresó a aguas españolas nada más producirse los abortos.
La legislación holandesa permite que las embarazadas de menos de siete semanas interrumpan su embarazo sin la autorización de un profesional, requisito necesario en España. Si los abortos se llevaron a cabo en aguas internacionales, rige la legislación holandesa porque era la bandera bajo la que navegaba el velero.
Los abogados sostienen que hay «indicios» suficientes de que se cometió delito y confían en que finalmente se abra juicio.

Anuncios

El ideólogo abortista Carbonell hace propaganda de un fármaco peligroso

mayo 27, 2009

José Luis Carbonell, multimillonario abortista y propagandista de fármacos peligrosos para la mujer.

José Luis Carbonell, multimillonario abortista y propagandista de fármacos peligrosos para la mujer.

Los negociantes abortistas, elevados por Bibiana Aído a la dignidad de benefactores de la Humanidad, han salido de la sombra para celebrar unas jornadas en Madrid. En ellas, celebran prematuramente la conversión del delito de aborto en derecho. Hasta tal punto que uno de sus principales ideólogos, que ha confesado haber terminado con más de 100.000 seres humanos practicando el aborto en España, halaga las virtudes de un polémico fármaco cuyo uso abortivo está prohibido para los particulares en nuestro país.
Misoprostol: un fármaco esencial para la salud reproductiva, reza el título de la intervención de José Luis Carbonell Esteve, director de los negocios abortistas Mediterránea de Valencia, en que habló sobre la eficacia abortiva del principio activo del medicamento Cytotec de Pfizer, que combinado con otro (mifepristona) forma la píldora RU-486. La compra de Cytotec en España se permite a los particulares bajo receta y para combatir úlceras. A las clínicas abortistas se les permite su uso, ya que provoca contracciones en el útero y la expulsión del embrión o del feto, y es empeado de manera regular en los miles de abortos clandestinos que se siguen produciendo en nuestro país, ya que las mujeres que desean abortar a sus hijos sin tener que pagar 300 o 400 euros al abortistas saben que pueden adquirir dicho fármaco en el mercado negro por muy poco dinero.
Cabe suponer que, cuando el aborto sea libre, se venderá también misoprostol para este fin. Pero antes de alabar sus cualidades, habría que contar con que los particulares conozcan sus peligros, sobre los que hablaba Mónica Belaza en un diario tan poco sospechoso de defender la vida como El País, el 14 de enero de 2007: “Hospitales públicos y clínicas privadas de interrupción de embarazos aseguran que Cytotec puede producir graves efectos secundarios como arritmias o depresión. Y, sobre todo, fuertes hemorragias. Si las cosas van mal, la mujer corre riesgo de desangrarse”. Resulta difícil cuadrar estos síntomas con que misoprostol sea “esencial para la salud reproductiva”. Un demostración que la “Salud reproductiva” sólo quiere decir “matar al bebé”, y que la salud de la madre le es indiferente al abortista.
Historial delictivo
En la web de sus clínicas se pavonea de que trabaja “especialmente en interrupción voluntaria del embarazo” desde 1981, cuando el aborto era ilegal; en 2006 estuvo haciendo propaganda del aborto en Malta, donde es ilegal; en 2008 realizó abortos ilegales a bordo del barco de la organización Womens on Waves, a las afueras del puerto de Valencia, por lo que está ahora imputado tras presentar una denuncia el partido Social Cristiano Alternativa Española contra él.
Además de dos clínicas de abortos, por las que declara ingresos anuales de millón y medio de euros, Carbonell administra dos farmacéuticas, Pharmamis y Safedifarm, y una empresa que se presenta como “de investigación”: Asensial SL. Ha investigado sustancias abortivas con más de 6.000 mujeres cubanas y en su web presenta 21 publicaciones científicas sobre la eficacia de misoprostol para acabar con embarazos en cualquier período (incluidos los últimos tres meses), en solitario o en combinación con mifepristona y methotrexate.
Toda una vida dedicada a la eliminación de seres vivos no humanos,