Posts Tagged ‘Misoprostol’

Contragestación, eufemismo para el aborto químico

julio 19, 2009

“El término «contragestación», acuñado por el profesor Beaulieu en la presentación de la «píldora abortiva» RU486 -o mifepristona-, no ha tenido ningún impacto en el lenguaje corriente, porque lo que pretendía designar como si fuera un eufemismo -el aborto químico precoz- no suscita hoy apenas objeciones. De todas maneras, este término conserva su valor descriptivo y explicativo, en especial, para toda persona sensible a la sorprendente banaliza­ción del aborto que los anticonceptivos -entre los que destaca en primer lugar la mifepris­tona asociada a las prostaglandinas- han introducido allí donde ya se usan. Al mismo tiempo, aunque se ha eliminado verosímilmente del procedimiento el que no implique hospi­talización alguna y parezca producirse «con suavidad», persiste la realidad del aborto. Lo peor es que la mujer que toma la mifepristona queda a solas con su receta, sola a la hora de enfrentarse al drama que se produce en ella, sola también para sufrir los efectos secundarios y las complicaciones de un fármaco del que lo menos que se puede decir es que no respeta ni el cuerpo, ni la vida, ni la conciencia, ni el alma. (cfr. Lexicón, ed. Palabra, p. 161)

Con el término «contragestación» se in­dica una serie de productos de acción abortiva que se utilizan en las fases más tempranas del embarazo y que, a dife­rencia de los interceptivos, actúan tam­bién tras completarse el anidamiento del embrión en el endometrio del útero.

¿Por qué, entonces, no se les llama abor­tivos? Porque, al sustituir el término «aborto» por el de «contragestativo» se pretende evitar que el receptor recuerde un hecho dramático -el aborto o, lo que es lo mismo, la supresión de un indivi­duo-, haciéndolo menos brutal e incapaz de provocar ansiedad, malestar y, sobre todo, rechazo. Se destruye la vida con tan solo tomar una píldora: este hecho -se dice- compromete menos, desde el punto de vista psicológico, que el aborto quirúrgico, y la mujer apenas percibe la gravedad del acto que comete.
Y por eso se hace necesario una vez más precisar el significado de los términos, «llamar a las cosas por su nombre, sin ce­der a componendas de conveniencia o a la tentación de autoengaño», para restable­cer la verdad semántica y la verdad cientí­fica, para devolver a la mujer la concien­cia y la responsabilidad de su elección.
Los productos que se utilizan más en la con­tragestación son:

* la mifepristona o RU486,
* el misoprostol,
* las prostaglandinas
* la vacuna anti-hCG
* y la vacuna anti-TBA (anti-trofoblástica).

El barco de la Muerte no tiene licencia para practicar abortos de más de 7 semanas

octubre 16, 2008
Puerto de Valencia

Puerto de Valencia

La organización abortista Women on Waves, y las demás asociciones abortistas españolas que les han “invitado” a Valencia, para “burlar las restricciones legales al aborto en España”, cometiendo sus asesinatos de bebés en aguas internacionales al amparo de la ley holandesa, están realizando una campaña de propaganda en la que presentan el aborto en España como un “derecho limitado por la ley”.

Sin embargo, lo que no comentan los partidarios de la matanzas de bebés es que en verano de 2004 el ministerio de sanidad Holandés prohibió al barco de la Muerte realizar sus siniestras actividades a menos de 25 kilómetros del hospital de Amsterdam con el que tenían un concierto de asistencia en caso de complicaciones en el proceso del aborto, dadas las pocas garantías para la salud de la mujer abortante que ofrece la embarcación.

Esta restricción fue levantada en abril de 2007 parcialmente, permitiendose desde entonces terminar con la vida de niños menores de 7 semanas de vida y sólamente mediante abortos farmacológicos, es decir, con el empleo de Mifepristona (también conocido como la píldora abortiva, RU486), legal en España desde la época del gobierno de José María Aznar, o Misoprostol, otro fármaco legal en España. Por lo ninguna mujer que se vea abocada a abortar en España, tendría ninguna dificultad en terminar con la vida de su hijo en condiciones idénticas a las que ofrece la organización feminista-abortista holandesa, ya que en España la práctica del aborto es muchísimo menos restrictiva que aquella que le es permitido a Women on Waves. Se trata pues sólamente de una campaña de propaganda, orquestada para apoyar las pretensiones del PSOE de introducir el aborto libre, que a demás es simplemente ridícula. Lo trágico es que terminará con la vida de varios niños.

Pildora abortiva, legal en España desde el gobierno de Aznar

Píldora abortiva, legal en España desde el gobierno de Aznar

En vista de las dudas de que en el Barco de la Muerte se vaya a cumplir la legalidad, y que su intención es la de inducir a las mujeres a cometer un delito de aborto, Alternativa Española ha puesto en conocimiento de la autoridad portuaria el hecho, y ha solicitado que impida al barco el acceso al puerto si no contara, para su labor, con los permisos administrativos oportunos; impida que zarpe hacia aguas internacionales si queda evidenciado que sus actividades vulneran la actual legislación española; recabe la ayuda e intervención de las autoridades administrativas y fuerzas de seguridad para que velen por el cumplimiento de la legislación.

Por otro lado, estaremos pendientes de las quejas que ante el consulado holandés se han anunciado en caso de que a demás de la ley española, se incumplan las licencias que el gobierno holandés ha dado a los abortistas.