Posts Tagged ‘Obama’

Advierten en EEUU de que los Objetivos del Milenio supondrán la promoción mundial del aborto

septiembre 23, 2010

El 5º objetivo del milenio supone la impsición universal del aborto

En un artículo publicado por The Washington Post, el congresista Christopher Smith advirtió que la reunión de las Naciones Unidas sobre las Metas de Desarrollo del Milenio podría terminar con un documento a favor de la promoción del aborto en el mundo.
Smith sostiene que la noble finalidad de las metas “es la reducción de la pobreza global” con una significativa reducción de la mortalidad maternal e infantil en todo el mundo pero esto seria socavado “si la administración del Presidente Obama, ya sea abierta u ocultamente, logra incluir el aborto en el documento final”.
“La Secretaria de Estado Hillary Clinton ha declarado públicamente que cree que el acceso al aborto es parte de la salud materna y reproductiva, idea que contraría la posición de más de 125 Estados miembros de la ONU que prohíben o, al menos, restringen el aborto en sus leyes y constituciones soberanas”, recuerda Smith.
El congresista explica que “la Meta para el Desarrollo del Milenio número 4 sostiene la reducción de las tasas de mortalidad infantil en 2/3 a partir del nivel del año 1990. Resulta claro que una gran cantidad de costosas y efectivas intervenciones requieren ser expandidas a fin de salvar la vida de los niños”.
“El aborto es, por definición, mortalidad infantil, y atenta contra el logro de la Meta para el Desarrollo del Milenio número 4. No hay nada bueno o compasivo en procedimientos que desmembran, envenenan, inducen el parto prematuro o dejan morir de hambre a un niño. De hecho, el confuso término ‘aborto seguro’ no tiene en cuenta el hecho de que ningún aborto –legal o ilegal– es seguro para el niño y de que todos están llenos de consecuencias negativas para la salud, incluyendo daños emocionales y psicológicos para la madre”, aclara.
Asimismo, precisa que “hablar de ‘niños no deseados’ reduce a los niños a meros objetos, sin dignidad humana inherente y cuyo valor depende de su utilidad percibida o de cuánto han sido deseados. Uno sólo tiene que mirar al azote del tráfico humano y la explotación de los niños en trabajos forzosos o a los niños soldados, para ver adónde nos conduce este desprecio por el valor de la vida”.
Smith recuerda que la Meta de Desarrollo del Milenio número 5 “desafía al mundo a disminuir las tasas de mortalidad materna en un 75% desde los niveles de 1990”.
“Sabemos desde hace sesenta años qué es lo que realmente salva la vida de las mujeres: la atención experta a los nacimientos, el tratamiento para parar hemorragias, el acceso a bancos de sangre seguros, los cuidados obstétricos de emergencia, antibióticos, la reparación de fistulas, nutrición adecuada y cuidados pre y post natales. El objetivo de la próxima Cumbre debería ser un mundo libre de abortos, no el aborto libre en todo el mundo”, sostiene.
Smith cita un estudio, financiado por la Fundación Bill y Melinda Gates y publicado en la revista científica inglesa “The Lancet” en abril que “subraya que muchas naciones que tienen prohibiciones legales al aborto, poseen incluso algunas de las más bajas tasas de mortalidad materna en el mundo –Irlanda, Chile y Polonia entre ellos”.
“La inclusión del aborto en el documento final de este encuentro de la ONU o en sus implementaciones socavaría las Metas de Desarrollo del Milenio. Las acciones y los programas para alcanzar las mismas deben incluir a todos los ciudadanos del mundo, especialmente a los más débiles y vulnerables. Debemos afirmar, respetar y asistir tangiblemente las preciosas vidas de las mujeres y de todos los niños, incluyendo los que no han nacido”, concluye Smith.

Anuncios

Un juez frena el plan de Obama de investigar con células embrionarias

agosto 24, 2010

El nuevo proyecto promuerte de Obama ha sido paralizado.

Un juez federal de EE UU ordenó ayer la paralización cautelar de la financiación pública de aquellos proyectos de investigación que utilicen células madre embrionarias, al admitir a trámite la demanda que presentó, entre otros, un grupo de adopción religioso que asegura que el uso de ese tipo de células supone la destrucción de embriones y, consecuentemente, una reducción en la cantidad de niños que podrían ser entregados en adopción a parejas que los soliciten.
En 2009, después de los ocho años de presidencia de George W. Bush que supusieron una congelación de la financiación de ese tipo de experimentos, el presidente Barack Obama ordenó que los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés) volvieran a recibir financiación para ese cometido. En consecuencia, el año pasado, el NIH emitió unas nuevas directrices para ofrecer a los investigadores financiación para experimentar con esas células.
Un grupo religioso, que trabaja en el campo de la adopción, presentó la demanda, en la que también participó un grupo de científicos que argumentó que las nuevas normas suponían la violación de diversas leyes federales vigentes sobre la experimentación con embriones humanos. Según legislación aprobada en 1995 en el Congreso, en EE UU es ilegal matar seres humano en estado embrionario con el fin de experimentar con células madre.
El grupo religioso, cuyo nombre es Nightlight Christian Adoptions, comenzó en 1997 un programa a través del cual dice haber facilitado la adopción de 400.000 embriones a parejas con problemas de fertilidad o que quieren adoptar. En su página web asegura: “Facilitamos la adopción de embriones de aquellas parejas que han completado tratamientos de fertilidad y a las que les han sobrado embriones. Esos embriones están almacenados en clínicas de fertilidad y están a la espera de encontrar un hogar”.
Ayer, el juzgado federal del Distrito de Columbia readmitió la demanda a trámite, ya que previamente la había desestimado, pero los denunciantes apelaron. El juez al cargo, Royce Lamberth, emitió inmediatamente una paralización cautelar de la financiación pública de esos proyectos. En ella estimó que, la ley “prohíbe sin ambigüedad el uso de fondos federales para toda investigación que destruya embriones humanos”.
La investigación de ese tipo supone la destrucción del ser humano embrionario, de cuatro o cinco días, para obtener las células madre, que pueden convertirse en cualquier tejido del cuerpo. Por eso son detestables estas investigaciones. Por lo general, se obtiene los embriones de centros de tratamientos de fertilidad, ya que no todos los embriones que se fertilizan in vitro acaban implantándose.
Fuentes del NIH aseguraron ayer que las nuevas medidas de la Casa Blanca permitieron financiar con dinero público parte de proyectos que utilizaban seres humanos en estado embrionario. Esos embriones, sin embargo, se conseguían con financiación privada. Por eso, el juez dijo: “No se puede prohibir financiación federal para sólo una parte de la investigación en que el embrión sea destruido. Si la investigación con células madre embrionarias supone destruir un embrión, entonces financiarla supone quebrantar la ley”.

“Exportar el aborto a las mujeres pobres, un método de limpieza étnica”

mayo 7, 2010


La congresista de Estados Unidos Yvette Clarke presentó el pasado 22 de abril el proyecto de Ley Global de Salud Sexual y Reproductiva de 2010, que pretende extender la financiación internacional del aborto, la anticoncepción y la educación sexual sobre todo en los países más pobres.
Además, esta ley dejaría sin efecto la antigua Enmienda Helms que prohíbe el uso de fondos para la ayuda financiera al extranjero con el objetivo de subvencionar el aborto.
La propuesta de la diputada de Brooklin (Nueva York) ha movilizado a las organizaciones pro vida y, concretamente, a Concerned Women for America, según informa Catholic Family & Human Rights Institute.
Wendy Wright, presidente de esta organización, denunció que “esta ley es más que irresponsable. Ninguna práctica abortiva es completamente segura, y el riesgo se multiplica para las mujeres que no tienen acceso a la atención primaria de la salud, al agua potable o la penicilina”.
“Exportar el aborto a las mujeres más carentes del mundo y promover que los niños de 10 años tengan sexo, poniéndolos en riesgo de contraer enfermedades mortales, de ser explotados por los pederastas y candidatos a abortar, podría considerarse como un método de limpieza étnica”, añadió.
El proyecto de ley presentado por Clarke y apoyado por al menos otros 17 miembros de la Cámara, parece estar vinculado con la declaración efectuada por los Estados Unidos durante la sesión de la Comisión de Población y Desarrollo de la ONU (CPD), que concluyó recientemente.
En ella se afirma que “el presidente Obama ha solicitado 715,7 millones de dólares para la salud reproductiva bilateral y multilateral en 2011, lo cual incluye la planificación familiar”.
“Si el Congreso aprueba esta cifra en lo que resta del año, ella representará la mayor contribución de los EE. UU. en la historia de los programas internacionales de salud reproductiva”, dice el texto.
La ley establece que el “avance de la salud sexual y reproductiva es necesario para alcanzar la mayor parte de los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas (ODM)”, y sus conclusiones están basadas, casi por completo, en el polémico informe de la ONU titulado Haciendo cuentas.
Dicho informe fue realizado y patrocinado por la institución pro-abortista Guttmacher Institute y el Fondo de Población de la ONU. Además, fue citado de manera destacada en la declaración de los Estados Unidos durante la CPD. En él se emplean los falsos tópicos abortistas de que un incremento en la planificación familiar y el acceso al aborto son medios básicos para reducir la mortalidad materna a escala mundial, y no la correcta asistencia sanitaria a las mujeres gestantes..

Miembros del partido de Obama anti-aborto dispuestos a hundir reforma de la salud

marzo 5, 2010

El abortista Obama junto con el antiabortista Bart Stupak, ambos del partido demócrata. El segundo puede tumbar la reforma sanitaria del primero por incluir la financiación pública del aborto.

Un parlamentario estadounidense afirmó este jueves que ciertos representantes demócratas en el Congreso que se oponen a legalizar el aborto estaban dispuestos a hundir la reforma del sistema de salud del presidente Barack Obama si no incluía una cláusula que ellos exigen.
“Quiero una reforma del sistema de salud, pero no vamos a abandonar ciertos principios y ciertas convicciones que son importantísimos a nuestro juicio”, advirtió el representante demócrata Bart Stupak en el canal de televisión ABC.
Stupak añadió que él y otra docena de congresistas demócratas estaban “dispuestos a tomar sus responsabilidades” y a impedir la adopción de la reforma, uno de los proyectos emblemáticos de la primera parte del mandato de Obama, si no incluye la prohibición de lo que consideran como financiamientos federales a favor del aborto.
Stupak dijo que no votaría a favor de la versión de la reforma adoptada el año pasado por la Cámara de Representantes hasta que se le agregara esa disposición y criticó fuertemente la versión del Senado que no incluía dicha restricción.
El presidente Obama, que se inspiró en la versión del Senado para elaborar su propio texto, declaró el miércoles que quería un voto final “en las próximas semanas” sobre esta reforma, y si fuera necesario, “con mayoría simple”, pasando por alto la obstrucción de los republicanos.

Diario vaticano recuerda a Obama que EEUU es cada vez más pro-vida

diciembre 1, 2009

L’Osservatore Romano (LOR) publica un artículo en el que recuerda al Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, que son cada vez más quienes se oponen al aborto en ese país. Como muestra de eso ya son más de 107 mil las adhesiones a la “Declaración de Manhattan”, un texto redactado por diversos líderes cristianos en defensa de la vida, el matrimonio y la familia, y la libertad religiosa.
Para LOR, “el peso político, además del espiritual, de la Declaración de Manhattan, resulta así evidente” cuando en Estados Unidos “la administración Obama está viviendo en estas semanas un momento crucial, en el que el presidente juega mucho de su credibilidad respecto a las promesas hechas en el curso de la campaña electoral y en consideración a los resultados no tan halagadores que se registran en las encuestas en mérito a la popularidad del inquilino de la Casa Blanca”.
Seguidamente el artículo explica que en estos días “los reflectores apuntan a la reforma sanitaria” que actualmente se debate en el Senado, con un texto “sensiblemente distinto al aprobado solo unas semanas atrás en la Cámara de representantes” que había establecido no usar fondos públicos para financiar abortos y respetar el derecho a la objeción de conciencia, con la llamada enmienda Stupak, que había sido saludada por los Obispos de Estados Unidos.
Ahora, indica el texto de LOR, “el lenguaje del proyecto presentado en el Senado es diferente, menos imperativo que el aprobado en la cámara, y la circunstancia no puede ser considerada casual”.
“Ha sido de hecho el mismo Obama, en una reciente entrevista, quien afirmó que la enmienda Stupak introdujo en el proyecto de reforma sanitaria palabras no equilibradas respecto a la necesidad de contemplar el respeto de las diversas sensibilidades religiosas y de los ‘derechos de las mujeres’”, que en el lenguaje feminista suele incluir al aborto.
Así, continúa LOR, Obama se mueve entre dos posiciones contrarias: los que le exigen cumplir su promesa electoral de “no destinar fondos federales al aborto y que se respetará el derecho a la objeción de conciencia” junto a “los influyentes grupos pro-choice (abortistas) que piden una ulterior liberación de las prácticas abortivas”.
Tras comentar luego que la Declaración de Manhattan defiende con claridad la vida y se opone al aborto, LOR señala que “las encuestas efectuadas en los últimos meses confirman que los pro-vida siguen aumentado y han superado ya al número de estadounidenses que consideran que el aborto debe ser permitido en un rango más amplio de circunstancias en el curso de un embarazo”.
Seguidamente el texto recuerda que la mencionada declaración “explica el cambio de la opinión pública estadounidense pues se lee: ‘no nos dejaremos intimidar o reducir al silencio y la aquiescencia o a la violación de nuestras conciencias por ningún poder terreno, ya sea cultural o político, sin tener en cuentas las consecuencias que podrían recaer sobre nosotros”.
Entre los firmantes de esta declaración, concluye LOR, están “Jonah Paffhausen, primado de la iglesia ortodoxa en America, y Robert Duncan, primado anglicano de Norte América; así como el reverendo William Owens, presidente de la Coalición de Pastores Afroamericanos. Firmas como éstas podrían hacer que los expertos electorales del staff de Obama vuelvan a echar mano de la calculadora”.

L’Osservatore recuerda a Obama, nóbel de la paz, cuál es la ‘guerra’ más larga y con más víctimas: el aborto

octubre 15, 2009

Al aceptar el Premio Nobel de la Paz 2009, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, debería recordar no solo las guerras en Iraq y Afganistán, sino también la guerra que está dirigiéndose contra los no nacidos, según un artículo de L’Osservatore Romano.
El diario oficioso vaticano publicó un artículo en su edición italiana del pasado domingo, en respuesta a la concesión del premio de la paz a Obama.
El Comité noruego del Nobel anunció la noticia el viernes, afirmando que se reconocía así “los extraordinarios esfuerzos del presidente para reforzar la diplomacia internacional y la colaboración entre los pueblos. El comité otorgó especial importancia a la visión y la labor de Obama en favor de un mundo sin armamento nuclear”.
El artículo de L’Osservatore, firmado por Lucetta Scaraffia, apremia al presidente a reconocer que “la guerra más larga, y con el mayor número de ‘caídos’, es la práctica del aborto, legalizado y facilitado por las estructuras internacionales”.
Pide también al presidente que recuerde las palabras de la ganadora del Premio Nobel de la Paz de 1979, la Madre Teresa de Calcuta, que llamó al aborto “el gran destructor de la paz hoy, […] porque es una guerra directa, una matanza directa – un asesinato directo por parte de la propia madre”.
El periódico observó que el Nobel de Obama “ha cogido a todo el mundo un poco por sorpresa, en primer lugar al propio presidente de los Estados Unidos”. Era la primera vez, desde que Woodrow Wilson fue galardonado en 1919, que un presidente estadounidense recibe el premio estando en activo.
El artículo afirma que la concesión del galardón a Obama mientras está en el cargo lo convierte en “una forma de presión para inclinar a Obama hacia decisiones pacíficas mientras dure su mandato”.
“En base a las decisiones tomadas hasta la fecha, resulta difícil describir al presidente como un pacifista convencido”, afirma L’Osservatore.
El diario observa que las políticas de Obama en “Iraq y Afganistán parecen estar a medio camino entre la fidelidad a los principios pacifistas proclamados durante la campaña electoral, y una política más realista, que algunos ya han descrito como una continuación de ese ‘belicista’ Bush”.
“Se trata de una política oscilante, muy similar a la que el presidente americano está llevando a cabo en importantes cuestiones bioéticas, sobre todo en relación con el aborto, que ha suscitado tanta controversia entre los católicos estadounidenses”, añade.
L’Osservatore Romano también pone en cuestión el proceso de elección del ganador del premio a la paz, observando que el papa Juan Pablo II ha sido ignorado en dos ocasiones, en 1999 y 2003.
El Comité del Nobel eligió a Médicos sin Fronteras en 1999, y al abogado y activista por los derechos humanos iraní Shirin Ebadi en 2003.
El pontífice había sido “considerado un gran favorito en 2003, tras su condena de la guerra de Iraq”, afirma L’Osservatore. “Ese año, muchas iniciativas y el favor de una gran parte del mundo parecían hacerle el destinatario natural del galardón. Fue considerado como el favorito, incluso por los apostadores”.
El papa Juan Pablo II “fue considerado por los miembros del jurado como demasiado conservador en otras áreas, y se temía que, galardonando con él a la Iglesia católica, podría favorecerse a una importante confesión religiosa en detrimento de las demás”.
“Esos miedos”, observa el diario vaticano, “han sido superados en el caso, mucho más controvertido, del premio a Obama”.
“Una vez más, por tanto, el Premio Nobel de la Paz ha suscitado preguntas y críticas, dado que los criterios para la designación a menudo parecen influenciados por el pensamiento políticamente correcto”, añade L’Osservatore.
En cualquier caso, “como ya manifestó el director de prensa de la Santa Sede -concluye el artículo-, no podemos sino estar contentos de ver reconocidos en el presidente Obama el esfuerzo por el desarme nuclear y la indudable propensión personal a una política más pacífica que a afirmar el poder americano en el mundo”.

El abortista Obama, el terreno común, y la organización del 17-O

octubre 15, 2009

Reproducimos a continuación un interesante artículo del Blog “Asando la Manteca”, que analiza las lamentables y dolorosas coincidencias en el discurso del mayor abortista de la historia de los EEUU y los organizadores de de lamifestación del 17-O:

Hazte Obama

El pasado 10 de Septiembre, el portal Religión en Libertad publicaba una entrevista con Benigno Blanco de la que luego se hablaría mucho por dos motivos: uno, la equiparación de víctimas y verdugos en cuanto al aborto se refiere y, otro, la curiosa (por ser, además, la primera vez que se planteaba algo así) pregunta con la que el entrevistador le recibía “a porta gayola”.

“¿Qué tres argumentos daría a quien es hoy favorable al aborto para acudir a Madrid el 17-O?”.

Siendo (o pretendiendo ser) la manifestación del 17-O una manifestación “provida”, lo lógico (en principio) hubiese parecido preguntar qué argumentos se le podrían dar, para que se sintiesen motivados para ir, a los que están contra el aborto. Pero don Benigno nos introducía (con perdón de la expresión) un nuevo conceto (como hubiese dicho su homónimo -también católico, faltaría más- titular hoy del Ministerio de Fomento) orwelliano: La manifestación “provida” llena de abortistas.

Unos días después, alguien que, según tengo entendido, tiene un papel importante en la organización de la manifestación, se sentía con la necesidad de aclarar un poco más el por qué de tan novedosa concepción de las manifestaciones “provida”:

“…A los convocantes nos gustaría sumar, integrar, acoger, proponer y convencer, no excluir, censurar, prohibir y condenar…”

Pero esta idea de sacar a “providas” y “proabortistas” juntos en unión y de la mano por la calle para salir muy guapos y sonrientes en la foto no se les ha ocurrido a estos señores. Ni mucho menos. La idea viene de allende los mares.

El pasado 17 de Mayo, Barack Obama recibió un doctorado honoris causa en leyes y dirigió la palabra a los alumnos en la ceremonia de graduación de la Universidad de Notre Dame (universidad católica de Indiana perteneciente a la congregación de la Santa Cruz), en un acto que provocó (como es lógico) no sólo polémica, sino el abierto rechazo y condena de gran parte de los católicos de todo el mundo (incluidos, claro está, aquéllos a los que no les gusta “…excluir, censurar, prohibir ni condenar”), que no entendían (o preferían no entender) cómo la universidad católica más emblemática de los Estados Unidos rendía semejante homenaje al abortista más radical que ha vivido nunca en la Casa Blanca.

La frase del discurso que más indignación causó fue aquélla en la que el presidente de Estados Unidos llamó a los que están a favor y en contra del aborto a buscar “un terreno común de encuentro” en “un debate sin prejuicios”. Nada más lógico: es incomprensible que la gente discuta y se ponga de mal humor sobre minucias tales como el asesinato de millones de criaturas inocentes. De hecho, pederastas y padres de niños violados también deberían entablar “debates sin prejuicios”, de ésos tan bonitos. Y etarras y familiares de víctimas de ETA, también, ¿por qué no?.

Lo que ahora resulta curioso es comprobar, varios meses después, cómo se dio la noticia del homenaje a Obama en Notre Dame, en una web autodenominada como “del ciudadano activo”, qué frases e ideas del discurso de Obama se resaltaron y compararlas con las ideas que buscan (con éxito, triste es reconocerlo) implantar los organizadores del 17-O en el movimiento “provida”, de un tiempo a esta parte:

1-El titular (bastante “benigno”) de la noticia del discurso de Obama en Notre Dame resalta que Obama “aboga por impulsar las alternativas” (al aborto, se entiende -ésto de “alternativas al aborto” es la enésima frase desafortunada empleada por los “provida”; ¿alguien usaría expresiones como “alternativas a la pederastia”, “alternativas al robo”, o “alternativas a la violación”?).

Benigno Blanco, en la entrevista mencionada:”…que ninguna mujer se vea obligada (sic) a abortar por no tener alternativas”.

2-Obama, en la noticia mencionada: “…Trabajemos juntos para reducir el número de mujeres que quieran abortar”.

Benigno Blanco, en la entrevista: “…Aunque se esté a favor de que el aborto esté despenalizado en uno u otros términos…es razonable pensar que se deseará que no haya abortos” (considérense invitado a la manifestación “provida”, señor presidente abortista radical de los Estados Unidos).

3-Obama, en Notre Dame (sobre el aborto, claro): “…cuando abrimos nuestros corazones y nuestras mentes a los que no piensan como nosotros o no creen en lo que creemos, entonces es cuando encontramos un terreno común…” (pregunta: ¿por qué no hicieron eso los aliados con Adolf Hitler? El mundo se hubiese ahorrado una guerra, digo yo…; aunque, ahora que lo pienso…lo hicieron. Y ni siquiera consiguieron ahorrarse la guerra).

Organizador del 17-O: “…A los convocantes nos gustaría sumar, acoger, integrar, proponer y convencer”.

4-Obama, en Notre Dame: “…Quizás no nos pongamos de acuerdo sobre el aborto, pero sí sobre que es una decisión (sic) muy dolorosa para cualquier mujer..Proveamos cuidado y apoyo para las mujeres que tienen a sus niños”.

Benigno Blanco, en la entrevista: “…una política activa de apoyo a la embarazada para que ninguna mujer se vea sola ante sus problemas; en esto podríamos coincidir todos: los que estamos siempre en contra de todo aborto y los que lo pueden defender en algunos casos”.

Dicho de otra manera: Tenemos a los organizadores del 17-O repitiendo, por los cuatro costados de España, el mismo discurso con el que el abortista más radical de los Estados Unidos (su presidente, por desgracia) intenta colar la “tolerancia al aborto” entre los que están en contra: “terreno común” (¿cómo puede haber “terreno común” en algo innegociable?), “abrir nuestras mentes”, el cuidado a la mujer embarazada (a la que no quiera matar a su hijo, claro), “reducir el número de abortos”, “alternativas”….y, claro está, la presentación del verdugo como víctima sufridora. Todo ello con muchísimo éxito, además.

¿Pero de prohibir totalmente el aborto? Ni mencionarlo. ¿De cerrar abortorios? Quite, quite, no me sea antiguo…Ni Obama ni Benigno. De hecho, el discurso que ambos difunden se puede resumir en una sola frase: “Hagamos muchas cosas juntos y seamos amigos. Y olvidémonos de los abortorios mientras siguen funcionando”.

El arzobispo de Denver, monseñor Chaput, salió rápidamente al quite de la trampa de Obama recordando que, de “terreno común”, en lo innegociable, nada de nada:

“Las llamadas políticas abortistas de terreno común pueden atentar de hecho contra el bien común porque implican una falsa unidad…nunca se sirve al bien común con la tolerancia a matar a los más débiles…el pluralismo no es un bien en sí mismo…como el propio presidente Obama reconoció en Notre Dame, la salud de la democracia depende de personas con convicción que luchan duro en la plaza pública por lo que creen; pacíficamente, pero con vigor y sin excusas”.

Resumiendo: que Obama, el presidente más abortista de la historia de los EEUU, verá cumplido su deseo, expresado en Notre Dame,…gracias a los provida españoles, que desfilarán alegres y sonrientes en unión de abortistas de todo pelaje (incluido el mayor financiador de abortos de España) haciendo realidad el “terreno común” solicitado por el campeón mundial del aborto, entusiásticamente predicado por los organizadores de la manifestación y severamente criticado por el arzobispo de Denver (y por cualquiera con un poco de sentido común).

Quizás (dada la energía con la que está difundiendo las ideas del que parece ser el encargado de llevar el aborto hasta sus últimas consecuencias y hasta el último rincón de la Tierra) alguna plataforma debería plantearse cambiar ligeramente su nombre por el del título de la entrada. Ni siquiera tendrían que alterar las iniciales de su logo.
Lo que sí reconozco que nunca me pude imaginar es que ese “terreno común” soñado por Obama entre abortistas y provida fuese la calle de Alcalá.

PS1: El movimiento provida español, convertido en laboratorio de ideas de la cultura de la muerte y ,encima, los provida españoles se creen que todo esto es una genial estrategia para engañar a los abortistas y que, además, se les ha ocurrido a ellos solitos.

PS2: Para los conspiranoicos (me incluyo): Dado que se ha hablado tanto estos días de los parecidos entre Obama y ese personaje bíblico conocido como “el Anticristo”, habría que señalar que “la manifestación del terreno común” acabará, el 17-O, no lejos (y en línea recta, para no perderse el que quiera ir) de una estatua que hace de Madrid una ciudad única en el mundo (ya que ninguna otra tiene un monumento dedicado a semejante personaje): el ángel caído.

Mayoría de estadounidenses no quiere aborto en reforma de salud.

octubre 8, 2009

Un nuevo estudio realizado a nivel nacional demuestra que la gran mayoría de ciudadanos de Estados Unidos, un 67 por ciento, está a favor de la reforma de salud pero se opone a que ésta, como la impulsa la administración Obama, incluya el aborto pagado con fondos federales. Un porcentaje similar apoya además el derecho a la objeción de conciencia.
El estudio realizado por International Communications Research (ICR) en septiembre de este año muestra además que un 68 por ciento de los encuestados tampoco desea que su póliza de seguro incluya el aborto, mientras que solo un 24 por ciento sí lo aceptaría.
Estos números, explica la Directora Asistente de Comunicaciones de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB), Deirdre Mc Quade confirman que “con cada semana todo se hace más claro: el público estadounidense en general no quiere pagar la cobertura del aborto y no quiere que la reforma de salud sea usada para promover el aborto”.
El aborto, explicó, “no es un servicio de salud. Los obispos de Estados Unidos están trabajando duro para asegurar que la reforma de salud sirva a los más vulnerables entre nosotros: especialmente los pobres, los inmigrantes y los no nacidos”.
Más información (en inglés) http://www.usccb.org/healthcare

El Papa le dice al embajador del abortista Obama que hay que respetar la vida y la objeción de conciencia.

octubre 2, 2009

Al recibir esta mañana las cartas credenciales del nuevo Embajador de Estados Unidos ante la Santa Sede, Miguel Humberto Díaz, el Papa Benedicto XVI resaltó la necesidad de promover la dignidad humana, el respeto al derecho inalienable a la vida, desde la concepción hasta la muerte natural, así como el derecho a la objeción de conciencia del personal de salud y de los ciudadanos en general.
Al comenzar su discurso en el que recordó su visita a Estados Unidos y luego de comentar que diversas culturas, a través de la inmigración, han enriquecido a este país, el Santo Padre alentó a vivir el “anhelo de libertad y la búsqueda de la felicidad” desde una perspectiva que vaya más allá de lo individual, es decir, “del bien común y de toda la familia humana”.
Ante la crisis económica internacional, dijo el Papa, se necesita “un modelo de globalización inspirado en un humanismo auténtico, en el que los pueblos sean considerados no como meros vecinos, sino como hermanos y hermanas”.
Luego de resaltar la urgencia de vivir la solidaridad, respetando la dignidad del hombre y ayudando a superar la pobreza dándole a los más necesitados “acceso al agua y al alimento, a los cuidados básicos de salud, así como a políticas justas de comercio e inmigración”, Benedicto XVI explicó que “el verdadero progreso, como insiste la doctrina social de la Iglesia, debe ser integral y humano; no puede prescindir de la verdad sobre el ser humano y debe estar dirigido siempre a su bien auténtico”.
En una palabra, continuó, “la fidelidad al hombre requiere fidelidad a la verdad, que sola es garantía de la libertad y del desarrollo verdadero”. Por su parte, resaltó el Papa, “la Iglesia en Estados Unidos desea contribuir al debate del asunto ético y social que le darán forma el futuro de esta nación proponiendo argumentos respetuosos y razonables basados en la ley natural y confirmadas por la perspectiva de la fe”.
La visión religiosa, dijo Benedicto XVI, “y la imaginación religiosa no limitan, sino que enriquecen el discurso político y ético, y las religiones, precisamente porque se relacionan con el destino último de todo hombre y toda mujer, están llamadas a ser una fuerza profética para la liberación humana y el desarrollo del mundo, especialmente en las zonas afectadas por conflictos”.
El Papa Benedicto XVI se refirió luego al valor de la libertad humana y reiteró que su preservación “está inseparablemente ligada a la verdad y a la búsqueda del auténtico florecimiento humano. La crisis de nuestras democracias modernas exige comprometerse en el diálogo razonado en el discernimiento de políticas prudentes y justas que respeten la naturaleza y la dignidad humana”.
La Iglesia en Estados Unidos, precisó, “contribuye a este discernimiento, en particular, por medio de la formación de las conciencias y su apostolado educativo, con los que hace una significativa y positiva contribución a la vida civil de Estados Unidos así como al debate público”.
Aquí, subrayó el Papa, “pienso particularmente en un claro discernimiento en relación con los temas que afectan a la protección de la dignidad humana y al respeto del derecho inalienable a la vida desde el momento de la concepción hasta la muerte natural, así como la protección del derecho a la objeción de conciencia por parte del personal sanitario y de todos los ciudadanos en general”.
Finalmente, Benedicto XVI afirmó que “la Iglesia insiste en el irrompible lazo entre la ética de la vida y cualquier otro aspecto de la ética social, ya que está convencida, como dijera proféticamente Juan Pablo II, que ‘una sociedad carece de fundamentos cuando, por un lado, defiende el valor de la dignidad de la persona, la justicia y la paz, pero luego, por otro lado, actúa radicalmente de forma contraria permitiendo o tolerando una variedad de formas en las que la vida humana es devaluada y violada, especialmente si es débil o marginalizada'”.

Video sobre las promesas electorales contra la vida de Obama

septiembre 28, 2009

Hace un año, los EEUU se debatían en una campaña electoral de lo más reñida. Pese a la Guerra de Iraq, o de Afganistán, o la incipente crisis económica, los temas morales fueron los protagonistas de los debates y las entrevistas.
El siguiente video, en inglés, muestra alguna de las declaraciones del entonces candidato Obama sobre sus políticas pro aborto. Así mismo podemos ver con inmensa envidia a políticos como el senador McCain, o la gobernadora Sarah Pallin, decir cosas como que “un niño adquiere derechos humanos desde el momento de la concepción“, o que “creemos en la bondad y el potencial de cada vida humana“. En España tenemos qiue conformarnos con que nos digan que la ley del aborto “defiende la vida”, y que “defender la vida es defender la legalidad vigente”, y que desde los grupos “provida oficiales” se aplauda a esos políticos por asistir a sus manifestaciones.