Posts Tagged ‘principios no negociables’

Monseñor Demetrio Fernández: «Ha llegado el momento de que salga a la palestra un partido político de inspiración cristiana»

marzo 22, 2010

Reproducimos por su interés la la entrevista que el pasado sábado realizó al nuevo obispo de Córdoba, Monseñor Demetrio Fernández, El Día de Córdoba:

-¿Qué sintió usted cuándo recibió la noticia del nombramiento como nuevo Obispo de Córdoba por parte del Santo Padre? ¿Conoce la diócesis?

Me produjo una alegría grande porque, como les escribí a los cordobeses, voy con esperanza a una diócesis viva, muy armada, con mucha vitalidad cristiana en varios ámbitos. En primer lugar, en el Seminario, verdadero corazón y futuro de la diócesis en el que me volcaré -como lo he demostrado en mi tiempo no ya sólo de obispo sino como cura-. En segundo lugar, es muy vital en los movimientos. A su vez, la vitalidad de las parroquias denota una gran vida cristiana de fondo, tales como la de la Santísima Trinidad que promueve iniciativas como colegios y residencia de ancianos. Y, por último, la viveza de las cofradías que se cuenta por centenares, formándolas miles y miles de cofrades.

-¿Cuál es el mensaje que trae a los jóvenes cordobeses para que se suban al carro del cristianismo? ¿Un mensaje esperanzador o realista?

El mensaje es el de siempre, que el amor es gratuito, para toda la vida y que amar, sentirse amado, es lo que da un sabor especial a nuestra existencia. Si un matrimonio joven tiene hijos pequeños y convive con sus abuelos que se quieren ahora más que nunca, a pesar de padecer enfermedades, sufrimientos, eso es ya una escuela de valores. Gracias a Dios hay muchos matrimonios jóvenes que viven en cristiano, entregándose y amándose para toda la vida.

-En la defensa de la familia, de la vida, la Iglesia choca con la realidad. ¿Cuáles son sus recetas para afrontar esta crisis?

Las recetas no son mías sino las que lleva proclamando la Iglesia desde hace más de dos mil años, reflejadas en el evangelio; que se respete la vida desde el mismo momento de la concepción y que imitemos a Jesucristo. Me gusta que haya familias cristianas bien formadas con voluntad propia y legítima de transformar el mundo desde dentro, en medio de su familia, de sus amigos, a través de sus aficiones, trabajos y vicisitudes que se les presenta y somos la mayoría. Es verdad que un niño, adolescente, joven que crece con cobertura afectiva es un niño normal, con capacidad de afrontar el sentido de la vida y superar las dificultades que vienen, incluso extremas.

-Últimamente se están conociendo casos de pederastia que sucedieron en el pasado en países como Irlanda, Alemania, Suiza. ¿Cuál es la postura del episcopado español en estos delitos?

En los delitos de pederastia que últimamente se están conociendo a lo largo y ancho de Europa, destacar que la Iglesia pone en práctica tolerancia cero. Nuestra máxima preocupación son las víctimas de dichos abusos, a las que hay que acompañar y ayudar a superar sus traumas, así como colaborar plenamente con la justicia para que los agresores queden neutralizados y puedan ser ayudados a superar sus patologías. Es curioso, dicho esto, como los enemigos de la Iglesia encuentran morbo en este tema, a veces farisaicamente, porque muchos de éstos que se escandalizan y ponen el grito en el cielo fomentan al mismo tiempo la corrupción de menores con una educación sexual inspirada en la ideología de género y la incitación precoz al libertinaje sexual.

-Ante la realidad política ¿qué es lo que echa en falta?

En primer lugar, recordaría aquella frase de Juan Pablo II; ¡no tengáis miedo! Hace falta más presencia de los seglares en la vida pública. Creo que los momentos actuales requieren, más que nunca, de personas valientes, que se lancen a la arena pública y digan bien alto que están ahí dispuestos a desgastarse por el bien común. Ha llegado el momento de que si hay un partido político de inspiración cristiana, católica, que salga a la palestra y que diga, sin miedo, con luz y taquígrafos, que se comprometen a hacer leyes en cristiano y a buscar consensos para defender a los más débiles de nuestra sociedad, sean inmigrantes, recién concebidos, enfermos.

-¿Cuáles son sus retos ante su responsabilidad como pastor de la Iglesia cordobesa?

En primer lugar, llego a esta diócesis con humildad, con una inmensa alegría e ilusión, y con una firme voluntad de trabajar, de desgastarme y de servir al pueblo cristiano y a todas las almas. Es verdad que en Córdoba hay dos personajes importantes que aportaron mucho, tanto a la convivencia entre las diversas culturas -judía, musulmana, cristiana- como a la Iglesia de Roma; el obispo Osio que es considerado santo en la iglesia oriental pero no en la occidental; y San Juan de Ávila, a quien Santa Teresa calificó como “columna de la Iglesia”, y que es una de las tareas inmediatas del obispo de Córdoba al presidir la comisión Pro doctorado de San Juan de Ávila. Ambos retos extenderían, cuando la Santa Sede los declare como tales, su devoción por todo el mundo.

-La ciudad de Córdoba, usted lo acaba de decir, fue lugar del dialogo interreligioso, de convivencia entre culturas ¿Qué le parece se comparta la Mezquita para el culto?

Lo primero, sería recuperar a Córdoba como lugar del diálogo interreligioso, que lo fue, y dar a conocer lo que significó la época árabe en cuanto a la lengua, la cultura y cómo convivió -pacíficamente en muchos aspectos- la Iglesia en aquellas circunstancias; conocer el dialogo que se estableció entonces, en qué nivel se estableció y actualizarlo a día de hoy. En cuanto a compartir la Mezquita para el culto pienso que es incompatible tanto para los musulmanes como para nosotros. Los propios musulmanes no rezan dónde reza un cristiano y al revés lo mismo. En ese sentido, debemos de respetarnos cada uno y para ser buenos amigos, que hemos de serlo, que cada uno rece en su sitio.

Anuncios

Referéndum sobre el aborto , artículo de Juan Manuel de Prada

febrero 8, 2010

Reproducimos este excelente artículo de Juan Manuel de Prada publicado hoy en ABC:

DIVERSAS organizaciones civiles anuncian la celebración, el próximo 7 de marzo, de una manifestación por la que se reclama la convocatoria de un referéndum sobre la regulación del aborto impulsada por el Gobierno. Referéndum que, como a nadie se le escapa, el Gobierno no convocaría salvo que tuviese la plena seguridad de que su regulación cuenta con el beneplácito de una mayoría social holgada (con la que, como tampoco se le escapa a nadie, no cuenta). Pero, con mayorías o sin mayorías, a favor o en contra de la regulación impulsada por el Gobierno, la petición de convocatoria de un referéndum de estas características constituye un error craso que ataca el fundamento sobre el que se sostiene la defensa de la vida, que no es una cuestión política que pueda someterse al veredicto de las urnas, ni indirecta (mediante votación en las cámaras legislativas) ni directamente (mediante plebiscito). Aceptar que la decisión de una mayoría popular o parlamentaria puede legitimar el crimen es tanto como aceptar que el crimen no puede ser definido objetivamente, sino que su definición depende de percepciones subjetivas o coyunturales; una trampa saducea que aquí se hace más vitanda, pues al fin y a la postre un referéndum de estas características nos obligaría a elegir entre un aborto libre de iure y un aborto libre de facto.
Quienes abogan por este referéndum aducen que la propia Constitución reconoce la posibilidad de convocarlo ante «decisiones políticas de especial trascendencia»; es decir, ante decisiones que afectan a la organización de la «polis», no a los fundamentos que garantizan su supervivencia. Un referéndum puede convocarse para decidir sobre el uso de la energía nuclear, la prohibición del tabaco o el ingreso en organismos internacionales, pero no sobre la licitud del asesinato, el hurto o la pederastia. Cuando las sociedades consideran que estos asuntos pueden regularse mediante meras disposiciones de la voluntad se han convertido en organizaciones criminales. Esto es lo que la nueva regulación sobre el aborto pretende; y tratar de combatir esa pretensión aceptando su premisa es tanto como incurrir en el mismo mal que se desea combatir.
Reclamar que se someta a votación una ley que conculca el derecho a la vida es tanto como admitir que el derecho a la vida puede ser sometido a votación; de hecho, al solicitar que se convoque este referéndum se está reconociendo legitimidad a su resultado, que sea el que fuere resultaría lesivo para el derecho a la vida. Los promotores de esta iniciativa aducen que «no podemos cerrar los ojos a que, de hecho y nos guste o no, en los regímenes democráticos el derecho a la vida se somete a votación». Aquí convendría especificar que no son los regímenes democráticos los que amparan tal dislate, sino la degeneración de tales regímenes en formas de idolatría o cesarismo democrático que, en lo que Zapatero llamaba cínicamente en su plegaria negra de Washington «la propia búsqueda del bien» (o sea, la consecución del interés), no vacilan en pisotear los fundamentos éticos que garantizan su propia supervivencia. Contra la degeneración de los regímenes democráticos no podemos, en efecto, cerrar los ojos ni prestar asentimiento, reclamando la convocatoria de un referéndum sobre una ley que conculca el derecho a la vida. Pues, más allá de lo que deparase ese hipotético referéndum, se está aceptando que mediante votación se pueda legislar sobre los fundamentos éticos que garantizan la supervivencia de la comunidad humana, y hasta su propia calificación de «humana».
Creo, en fin, que a nadie regocijaría tanto la convocatoria de un referéndum de estas características como a los enemigos de la vida. Casi tanto como a mí me duele escribir este artículo.
http://www.juanmanueldeprada.com

Algunas opiniones sobre el referendum del aborto de Hazte Oír

febrero 8, 2010

La desacertada propuesta de HO de promover un referendum sobre la vida está teniendo una gran contestación por parte de todos los sectores pro-vida.

La polémica que se empeña en mantener el grupo Hazte Oír con su propuesta de referendum sobre el aborto está teniendo bastante respuesta en los medios de comunicación digitales.
A continuación proponemos algunos enlaces al respecto:

Derecho a la Vida, Sí, pero sin Referéndum

Un intercambio de emails con un comentarista sobre el “buenismo” reinante hoy y, en concreto, sobre la defensa que grupos católicos están haciendo de un Referéndum sobre el Sí a la vida, me ha dado que pensar, hasta el punto de ampliar muchísimo la respuesta en forma de post……..


¿Referéndum sobre el aborto? ¿Y por qué no sobre la existencia de Dios? ¿O sobre la esclavitud?

Concapa, Derecho a Vivir, Instituto de Política Familiar… suma y sigue. Muchas asociaciones piden un referéndum sobre el aborto en España. Yo me opongo. No porque se pueda perder que tal es el riesgo de cualquier consulta popular sino porque el aborto no es materia de referéndum. Los derechos humanos son inherentes al ser humano, como su mismo nombre indicia. Son anteriores a cualquier decisión pública y superan la matemática parlamentaria o electoral….


Me opongo a un referéndum sobre el aborto

Siempre he ido a todas las manifestaciones contra el aborto. La primera en 1.981, convocada por El Alcazar en la calle General Mola de Madrid, cuando el Gobierno de Felipe González iba a aprobar la actual Ley del aborto. La última en 2.009, convocada por todas las asociaciones a favor de la vida, en la calle Alcalá de Madrid. Siempre he ayudado, cooperado o animado a cuantas asociaciones y colectivos luchan contra el aborto. Siempre he asistido con Alternativa Española a todas las concentraciones de protesta, ante las clínicas abortistas Isadora, El Bosque…etc , de Madrid. Siempre he mandado cartas a los periódicos, protestando contra el aborto y denunciando las leyes, movimientos, conciertos… etc. en los que se defiende la opción del aborto.

Aborto y propuesta de referéndum

El día 27 pasado se publicó en su diario una carta en que se felicitaba a Hazte Oír, Concapa y el Instituto de Política Familiar por proponer un referéndum sobre la ley del aborto. Sin embargo, para alguien que considera que la vida tiene valor en sí misma, semejante propuesta no puede parecer más desacertada.
La vida es un derecho fundamental en el que se basan todos los demás a nivel universal, se viva bajo el régimen democrático actual o bajo cualquier otro, y es por tanto un derecho anterior a las propias leyes. Éstas no lo conceden, sino que lo deben reconocer. Y cuando no lo hacen, se convierten en leyes injustas y hasta criminales.

La CTC no apoya la iniciativa «Referéndum Vida Sí».

enero 28, 2010

La Comunión Tradicionalista Carlista se ha pronunciado en contra de la inciativa «Referéndum Vida Sí» por la que se pide al Gobierno de España que someta la nueva ley del aborto a una consulta popular. La CTC, de confesionalidad católica, recuerda que existen una serie de principios no negociables, propuestos por Benedicto XVI, que no pueden quedar sometidos a la voluntad de la mayoría, siendo el primero de todos ellos el derecho a nacer. Además, aseguran que de perderse el referéndum, el «derecho al aborto» sería asumido por la gran masa social.
La Comunión Tradicionalista Carlista, mediante el siguiente comunicado, se opone a la celebración de un referéndum sobre la futura ley del aborto:

Los carlistas, desde nuestra confesionalidad católica, defendemos que existen unos pocos principios que, como mostrara Su Santidad Benedicto XVI, no son negociables.

Pero, ¿qué significa que no son negociables? Pues que no pueden cuestionarse. Que son principios previos a cualquier planteamiento social y que no deben, jamás, quedar sometidos a la incierta voluntad de las masas. Y el primero de esos principios es, el Derecho a Nacer.

En consecuencia, la CTC no puede dar su apoyo a la iniciativa “Referéndum Vida Sí”, dado que con ella se solicita al Gobierno de Zapatero que someta su Nuevo Proyecto de Ley del Aborto a un plebiscito popular porque, aunque los promotores no han cometido el error de proponer que se vote directamente el derecho a la Vida, sí que con ella, muchos ciudadanos poco formados asumirán la perversa idea de que, incluso el Derecho a Nacer puede ser cuestionado y decidido “democráticamente”.

También nos preocupa la división que esta iniciativa pueda crear entre quienes defendemos la Vida, la utilización política que de este referéndum puedan hacer ciertos partidos abortistas o el apoyo moral que indirectamente pueda significar para la actual Ley del aborto defendida por el PP. Finalmente y en el caso de que dicho referéndum llegara a producirse y se ganase, el resultado no sería vinculante ni para el PSOE ni para el PP; pero de perderse, el “derecho al aborto” adquiriría carta de naturaleza como “derecho”, y así sería asumido por la gran masa social.

A pesar de todo, no dudamos de la buena intención de la inmensa mayoría de las personas que se han implicado en la campaña “Referéndum Vida Sí”, ni tampoco de los beneficios cortoplacistas que esta iniciativa puede aportar a la causa de la Vida.

Teniendo en cuenta lo ya expuesto y en la esperanza de minimizar los daños que de esta iniciativa puedan derivarse, nos animamos a solicitar a los promotores de la campaña “Referéndum Vida Sí” que insistan hasta la extenuación en su rechazo a todo aborto, mencionando expresamente y siempre que les sea posible la maldad de la Ley del aborto que ya padecemos, y que intenten impedir -en la medida que les sea posible- la utilización de este proyecto en beneficio de los partidos que defienden la Ley de despenalización del aborto. Una Ley que produce actualmente, más de 100.000 muertes de inocentes al año.

La Asociación Nasciturus se muestra contraria a la petición de un referéndum sobre el aborto

enero 28, 2010

La asociación Nasciturus ha hecho público un comunicado por el que se muestra contraria a la iniciativa de diversas asociaciones cívicas que piden que se lleve a cabo un referéndum sobre la futura ley del aborto. Desde dicha asociación provida aseguran que el derecho a la vida no se vota y que, además, si se diera un referéndum, el gobierno podría plantearlo en los términos más convenientes para su postura. Nasciturus advierte también de la necesidad de que este tipo de iniciativas sean coordinadas y gestionadas entre todos los que forman parte del movimiento provida.
Ante las noticias aparecidas en prensa de que los grupos provida piden un referéndum sobre el aborto y que para promoverlo se pedirá una consulta en una manifestación convocada para el 7 de marzo, La Asociación Nasciturus hace saber:

1.- Se trata de una iniciativa particular de algunos grupos de Madrid, que tienen toda la libertad para impulsar las iniciativas que gusten, pero que no cuentan con el respaldo de la Federación Española de Asociaciones Provida, ni del Foro de la Familia, ni de la mayoría de los convocantes de la gran manifestación del 17 de Octubre en Madrid.

2.- No apoyamos la idea del referéndum, entre otras razones por las siguientes:

– El derecho a la vida no se vota, no lo defendemos porque la mayoría lo decida o no. El derecho existe, no lo otorgamos nosotros.

– Si se aceptase que el Gobierno promoviera un referéndum lo podría plantear en los términos más convenientes para él, por lo que las preguntas podrían ambiguas o manipuladas, como por ejemplo ¿quiere que las mujeres puedan ir a la cárcel por abortar o prefiere una ley que les dé seguridad jurídica?

– Los expertos consultados no aconsejan el referéndum en estas circunstancias.

3.- Pensamos que la unidad de acción en la causa provida es importante y que este tipo de acciones con efecto llamada universal deben de coordinarse y gestarse entre todos, en los órganos pertinentes y mediante el consenso de los dirigentes de las respectivas organizaciones. Ello no se da en este caso. De cualquier modo también manifestamos la defensa de la libertad de cada asociación para llevar a cabo de modo particular las iniciativas que estime conveniente.

4.- Pedimos a los medios de comunicación que verifiquen las informaciones que reciben de forma que no reflejen como propuestas del movimiento Provida iniciativas que son solo particulares de grupos que ni son los más representativos ni cuentan con el respaldo de los demás para este tipo de convocatorias.

5.- Siguiendo las conclusiones del 4º Congreso Mundial Provida celebrado hace dos meses en Zaragoza, la Federación Española de Asociaciones Provida está llevando a cabo campañas de sensibilización provida específicas *uno a uno* dirigidas a los diputados y senadores, y generales con actos centrados en *el día y la semana de la vida* en torno al 25 de Marzo.

Asociación Nasciturus

Los partidos pro vida no consiguen una candidatura única en las eleccioes europeas.

mayo 4, 2009

La CTC ha hecho público un informe en el que relata los contactos que ésta ha tenido con otros partidos políticos pro-vida de cara a formar una candidatura única en las elecciones europeas. Lo reproducimos por su interés:

En vísperas de la convocatoria de las elecciones al Parlamento Europeo queremos informar a los afiliados y simpatizantes de la Comunión Tradicionalista Carlista acerca de la labor que esta Junta de Gobierno ha venido desarrollando en los últimos meses con un trabajo callado y constante para procurar la formación de una gran candidatura plural en defensa de los “principios no negociables”.
La definición de estos cuatro principios prepolíticos: Vida, Familia, Libertad y Bien Común como “no negociables” por el Santo Padre Benedicto XVI ha proporcionado a un buen número de grupos políticos y movimientos sociales en todo el mundo el punto de acuerdo que estábamos buscando para romper la dinámica del actual sistema bipartidista y para luchar en el campo electoral contra un mal menor que es cada vez peor. Evidentemente, estos principios no negociables no colman nuestras aspiraciones políticas como carlistas, que anhelan ante todo una política coherente con las raíces cristianas de España y de Europa, pero constituyen, en tanto que síntesis del derecho natural, un mínimo común para el quehacer político. Y servirán para agrupar fuerzas en pro del verdadero cambio que la política española y universal necesitan. Por esta razón hemos decidido invertir nuestros limitados recursos, con generosidad, creatividad y valentía, buscando nuevas formas de participación electoral que no se limitaran a repetir las acciones llevadas a cabo en anteriores ocasiones. La Comunión no ha estado por tanto en este tiempo cruzada de brazos sino que ha jugado, con la prudencia necesaria, un papel decisivo en la convocatoria y dirección de estos trabajos en pro de una causa que trasciende el ámbito exclusivo de la propia Comunión.
Después de los contactos mantenidos a lo largo del 2008 con los partidos políticos extraparlamentarios Alternativa Española (AES), Solidaridad y Autogestión Internacionalista (SAIn) y Familia y Vida (PFyV), conseguimos convocar en Madrid dos importantes reuniones los días 7 y 14 de febrero en las que participaron representantes de los partidos y las asociaciones que han llevado en los últimos años la voz cantante en la defensa de los principios no negociables. En estas conversaciones y reuniones, cuyo principal logro ha sido la constitución de la PLATAFORMA POR LOS PRINCIPIOS NO NEGOCIABLES hemos constatado un amplio acuerdo en dos puntos:

1º. Existen unos principios que no son negociables: el derecho a la vida, la defensa de la familia, la libertad de educación y el bien común.
2º. Estos principios no se encuentran bien representados por ninguno de los partidos con representación parlamentaria en España.

A partir de ahí hemos venido trabajando con discreción y constancia dentro de la mencionada Plataforma intentando en primer lugar la presentación de una lista a las elecciones europeas como “agrupación de electores”. Después, al vernos obligados a descartar esa opción, hemos procurado hasta el último momento un acuerdo con el partido europeo Libertas que, lamentablemente, tampoco ha dado los frutos esperados.
La puesta en marcha de esa “agrupación de electores” ha encontrado fundamentalmente dos obstáculos. Por un lado los partidos políticos SAIn y PFyV, a pesar de nuestras reiteradas y cordiales invitaciones, se han negado a formar parte de la Plataforma por motivos que no queremos entrar a juzgar y que ellos mismos deberán explicar. Estas negativas han debilitado la parte más política de la Plataforma dejándola reducida a la CTC, AES y Partido Social Europeo. El otro problema ha sido la premura de tiempo, que a pesar de los abundantes contactos, conversaciones y tanteos al más alto nivel mantenidos nos ha impedido “fichar” a un candidato cabeza de lista que fuera suficientemente conocido y con posibilidades reales de resultar elegido.
Una vez aparcada la primera opción, y ante la decisión -muy respetable- de AES de presentar candidatura propia, los miembros restantes de la Plataforma hemos iniciado contactos directos con los responsables del partido Libertas, iniciativa del empresario católico irlandés Declan Ganley, que contaba a priori con varias bazas en su favor: un proyecto nuevo, aparentemente comprometido con las raíces cristianas de Europa, respaldado por grupos europeos “de principios”, con posibilidades económicas y un cierto apoyo mediático.
Lamentablemente hemos constatado que los responsables de Libertas, en vez de aceptar las condiciones de nuestra Plataforma para presentar en España una lista coherente con los “no negociables” han presentado finalmente, en medio de grandes contradicciones internas, una lista de “centro izquierda”, políticamente correcta. Esta lista, a pesar de un ligero barniz pro-vida, no aporta nada nuevo al panorama parlamentario ya establecido por los partidos del sistema.
Llegados a este punto esta Junta de Gobierno se reafirma en la dirección tomada en la que los carlistas, lejos de todo afán de protagonismo y conscientes de la gravedad del momento histórico, hemos puesto todos los medios a nuestro alcance para lograr esa alianza electoral tan anhelada. Si no ha sido posible hasta el momento no renunciamos a que se consiga más adelante. En este sentido la existencia de una Plataforma por los Principios No Negociables, sin anular en absoluto la vida y personalidad características de la Comunión, ofrece un instrumento de carácter electoral útil en el que seguir trabajando con otras organizaciones y partidos con los que al menos compartimos unos mínimos bien nítidos por los que merece la pena luchar. En los próximos días la Plataforma ampliará esta información dirigiéndose a la opinión pública.
En cuanto a las próximas elecciones europeas la Diputación General de la Comunión Tradicionalista Carlista decidió ya en febrero centrar nuestros esfuerzos en procurar esa gran candidatura plural con posibilidades reales de alcanzar representación y renunciar por tanto a emplear las próximas elecciones como método -legítimo- de propaganda. Finalmente, y ante la ausencia de una candidatura de la Comunión o de la Plataforma cada carlista podrá decidir el sentido de su voto en conciencia teniendo en cuenta los principios de nuestro Ideario así como los principios mínimos no negociables. No hemos cosechado hasta el momento los frutos que buscábamos, que llegarán cuando Dios quiera. Pero invitamos a todos a mirar con esperanza al futuro en el convencimiento de que cualquier apoyo que se preste o trabajo que se desarrolle dentro de la Comunión será siempre y ante todo un trabajo por el bien común.
JUNTA DE GOBIERNO DE LA COMUNION TRADICIONALISTA CARLISTA
MAYO DE 2009

El Manifiesto de los Principios NO negociables tiene ya su espacio en la red social Facebook

junio 30, 2008

El Manifiesto de los Principios NO negociables tiene ya su espacio en la red social Facebook. Sus creadores han dado un paso más ante la línea adoptada por el PP tras el Congreso de Valencia. Los populares no parecen decididos a comprometerse con estos sencillos enunciados:
1. La protección de la vida humana, desde la concepción hasta la muerte natural
2. La protección del matrimonio y la familia, concebida como el compromiso de un hombre con una mujer y abierta a los hijos
3. La Libertad de Enseñanza, cuyo sujeto de derecho son los padres
4. El objetivo del Bien Común como opción preferencial por los más débiles.
El nuevo espacio en Facebook aportará información e imágenes relacionadas con esta iniciativa para llevar a la vida política estos principios fundamentales. Por el momento, se ha conseguido la adhesión de cuatro partidos comprometidos.

http://www.facebook.com/group.php?gid=14499718164&ref=ts