Posts Tagged ‘subvenciones al aborto’

AES denuncia el apoyo del PP en Castilla y León al aborto.

febrero 15, 2010

Manifestantes pro-vida convocados por AES ante el negocio abortista financiado por el PP con dinero público

La Consejería de Sanidad de Castilla y León, Comunidad gobernada por el Partido Popular con mayoría absoluta, ha firmado un acuerdo para la prestación de los servicios de aborto con la clínica Ginemédica de Valladolid. Según el Boletín Oficial de Castilla y León la Comunidad pagará un total de 750.463 euros. Tras conocer esta circunstancia, el partido social-cristiano Alternativa Española ha emitido un comunicado en el que denuncia el apoyo que el Partido Popular, a través de estos acuerdos, está brindando al aborto en España.
A demás, AES pide la inmediata retirada del acuerdo entre la Consejería de Sanidad y el negocio abortista, así como, al presidente de la Junta de Castilla y León, el inmediato cese del consejero de Sanidad por su apoyo al aborto. Para el partido católico esto es algo que de no producirse indicará la complicidad del presidente autonómico.
Por último, AES subraya que el significado habitual de la “defensa de la vida” que el Partido Popular afirma mantener se demuestra casi a diario en todos los rincones de España con medidas como ésta.

El SAS amañó un concurso para adjudicar a dos negocios abortistas ayudas millonarias

agosto 12, 2009

Reproducimos por su interés la noticia sobre el escandaloso caso de las subvenciones públicas recividas por negocios abortistas en Andalucía, publicadas en El Mundo:

Una de los abortorios favorecidos por la concesión irregular de subvenciones.

Una de los abortorios favorecidos por la concesión irregular de subvenciones.

Dos de las más importantes clínicas abortistas de Andalucía con sedes en Sevilla y Málaga, Clínica Triana SL y Atocha Ginecológica SL, recibieron ayudas millonarias de la Junta de Andalucía en virtud de un concurso público plagado de irregularidades.

Un juzgado, el de lo Contencioso Administrativo 10 de Sevilla, acaba de anular el procedimiento administrativo por el que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) adjudicó a estas clínicas la gestión del «Servicio de interrupción voluntaria del embarazo» en situación de riesgo o de más de doce semanas o, lo que es lo mismo, el concierto para llevar a cabo abortos subvencionados por la Administración autonómica.

Ambas empresas ‘ganaron’ el concurso público convocado en agosto de 2007 y los casi cinco millones de euros que llevaba aparejado a modo de ‘premio’. Pero el proceso no fue limpio y, según ha dictaminado ahora la Justicia, fue diseñado ad hoc para las dos clínicas, que ya venían prestando este servicio a la sanidad pública andaluza desde años atrás.

El SAS estableció como requisito para poder optar a la adjudicación del servicio un criterio –acreditar la realización de al menos 500 abortos en el año anterior– que, de acuerdo con la resolución del juez a la que ha tenido acceso EL MUNDO de Andalucía, tenía como único objetivo beneficiar los «intereses particulares» de los propietarios de las dos clínicas, que en la práctica monopolizan el ‘negocio’ del aborto en Andalucía con la aquiescencia de la Junta de Andalucía.

< De hecho, señala el magistrado que firma la sentencia, sólo estas dos clínicas, que tenían en exclusiva el servicio público de abortos, podían cumplir esta exigencia que, añade, no está contemplada en la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas (RDLeg. 2/2000), que establece hasta siete medios para valorar la solvencia técnica o profesional de los empresarios a la hora de contratar con la Administración. Ninguno de ellos encaja con la exigencia del mínimo de intervenciones que requería el SAS en el concurso ahora anulado.

Esta exigencia «encubría» en realidad, según palabras del magistrado, el interés de la Administración andaluza por adjudicar los casi cinco millones del concurso a las dos empresas que ya venían prestando este servicio, Atocha Ginecológica SL y Clínica Triana SL.

Pero el juez va más allá y acusa a los responsables del Servicio Andaluz de Salud de utilizar «de forma torcida» su poder para beneficiar «concretos intereses particulares». Se basa el magistrado para hacer estas afirmaciones en «elementos indiciarios» que le llevan al convencimiento de que «la Administración ha actuado ilegalmente» al adjudicar un concierto millonario a dos clínicas elegidas arbitrariamente en función de criterios que han resultado ser irregulares.

En concreto, la exigencia de haber practicado en el año anterior al concurso más de 500 abortos de embarazos de más de doce semanas o que impliquen alto riesgo es «arbitraria e irrazonable», ya que, dice la resolución del Juzgado de lo Contencioso 10 de Sevilla, «ni siquiera se atiende a la calidad de tales intervenciones primando exclusivamente la cantidad». Un criterio, que vuelve a repetir el juez, sólo podían cumplir «precisamente» las dos empresas privadas a las que el SAS derivaba la práctica de tales abortos, «vedando así toda oportunidad de concurrir a los demás aspirantes y asegurando que el concurso se adjudicase a esas concretas empresas».

A este concurso, de hecho, optó una tercera empresa, Poliplanning SL, con clínicas en Huelva y Cádiz, que quedó fuera y que fue la que interpuso la demanda que ha derivado en la anulación del procedimiento por parte del juez.

Sectarismo en las subvenciones del ministerio de sanidad: Feminsitas y abortistas se llevan nuestro dinero

marzo 4, 2009

El Ministerio de Sanidad y Consumo ha publicado en el Boletín Oficial del Estado las subvenciones concedidas en el ejercicio 2008 a entidades y asociaciones más o menos vinculadas a la salud. En total, algo más de 2,7 millones de euros, repartidos entre 74 asociaciones tan dispares como Cruz Roja Española (la entidad que recibe más dinero) y la Asociación Española de Miastenia (la que recibe menos). Numerosas asociaciones fieles al Gobierno no han dejado de recibir su «premio» este año. Muchas ni siquiera se dedican de manera específica al ámbito de la sanidad. Entre ellas, destacan 17 entidades, entre inmigrantes, minorías étnicas, feministas, abortistas, familias “alternativas” al modelo familiar y homosexuales, que se llevan cerca del 20 por ciento del total de las subvenciones.
La Federación Española de Lesbianas, Gays y Transexuales recibe este año 80.000 euros, una de las subvenciones más altas, de dificil justificación desde el punto de vista sanitario. También las feministas de Fundación Mujeres reciben 75.000 euros. Se trata de una entidad claramente vinculada al Partido Socialista, uno de cuyos «blogs» es el de Elena Valenciano, secretaria de Relaciones Internacionales del PSOE. Pero no es la única asociación feminista radical que se lleva parte de nuestro dinero destinado a Sanidad. La Federación de Mujeres Rurales Fademur, que se autodefine como «una joven organización progresista» y que recibe 40.000 euros, hasta la Federación de Mujeres Progresistas, con 12.000, pasando por la Asociación de Mujeres Separadas y Divorciadas, que se lleva 25.000. Algunas de estas agrupaciones reciben más ayudas, puesto que también están presentes en otra de las entidades no sanitarias «premiadas», la Unión de Asociaciones Familiares. Se trata de una entidad de familias “alternativas”, que agrupa a homosexuales, feministas, mujeres separadas…
varias entidades que promueven el aborto han recibido ayudas en el año en el que comenzó el debate de la reforma de la ley. Es el caso de la Federación de Planificación Familiar de España, vinculada al IPPF europeo, defensor de la interrupción del embarazo, que recibe cerca de 13.000 euros. También del Grupo de Interés Español en Población, Desarrollo y Salud Reproductiva recibe 20.000 euros. Quizá, para sufragar un informe elaborado conjuntamente con la Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción del Embarazo sobre la dificultad en el acceso al aborto. En este sentido, llama la atención que ninguna asociación contraria al aborto esté entre las subvencionadas. Alfonso Delgado, presidente de la Asociación Española de Pediatría (una de las organizaciones que brillan por su ausencia en el listado), asegura que «también las entidades que ayudan a las embarazadas sin recursos podrían recibir ayudas públicas». Sobre la entidad que preside, atribuye la falta de subvenciones a que «somos independientes, y eso se paga».

Planned Parenthood, una rentable multinacional de la muerte

julio 3, 2008

La imagen de la multinacional de la muerteLa multinacional de la muerte de origen norteamericano, dueña de la mayor cadena de negocios abortistas del mundo, y con un inmenso poder mediático en EEUU y Europa, acaba de reconocier en su última memoria económica unos ingresos anuales récord de mil millones de dólares. Un tercio de esta cifra correspondía a subvenciones públicas dirigidas a la atención de mujeres de renta baja. La organización, teóricamente sin ánimo de lucro, acabó el ejercicio con un superávit de 73 millones de euros y unos activos netos valorados en 600 millones de euros. Estos datos han provocado la indignación: “¿Por qué les damos tanto dinero?”, se preguntaba Jim Sedlak, vicepresidente de la American Life Leagues. “A medida que se dirigen a clientes ricos se refuerza nuestra opinión de que no deberían recibir subvenciones del Gobierno”.

Esas subvenciones sirven para terminar cada año con las vidas de 290.000 seres humanos, cifra que no tiene comparación con las muertes causadas por el SIDA, los accidentes de tráfico o incluso las guerras que asolan el mundo.