Posts Tagged ‘Suiza’

Suiza frenará el suicidio asistido

junio 10, 2011

Manifestantes contra el negocio de la muerte en Suiza muestran una factura por asesinar a una persona.

En relación con la entrada anterior sobre la deplorable intención de la cadena pública inglesa BBC de convertir en espectáculo y propaganda el suicidio de un hombre cobarde que no quería enfrentarse a su enfermedad, por lo que se desplazó a Suiza, el Gobierno suizo pretende evitar que su país sea “la meca de los suicidas”. Esa fama la han conseguido por los chiringuitos dedicados al asesinato de ancianos, facilitando inyecciones letales. El Código Penal suizo solo prohíbe la cooperación al suicidio si es en interés propio, lo que abre la puerta para practicarlo por otros móviles. La regulación solo permitirá la cooperación al suicidio de personas con alguna enfermedad física incurable y corta esperanza de vida. Las dos condiciones habrán de ser certificadas por sendos médicos, independientes del chamizo que vaya a facilitar el suicidio asistido. Además, se deberá informar al paciente de los cuidados paliativos.
El cumplimiento de todos esos requisitos se documentarán en un expediente que estará a disposición de las autoridades.“En el futuro no será posible que alguien cruce la frontera y se suicide unos días más tarde con ayuda de alguna institución privada”, ha dicho la ministra de Justicia. Las condiciones exigidas, sobre todo los dos dictámenes médicos, evitarán decisiones precipitadas y también, porque ante la enfermedad, el deseo de morir puede ser muy vivo pero transitorio. Estas cautelas son para evitar que los centros eutanásicos, que empezaron ofreciendo el suicidio asistido para casos desesperados, acogieron a personas que no estaban en fase terminal. Las respuestas de las asociaciones al anuncio de la regulación confirman su apertura, ya que critican el proyecto por “privar del suicidio asistido a personas con enfermedades crónicas”.
También han declarado que: “una persona que ha quedado paralítica por esclerosis múltiple o que tiene alzheimer debe poder obtener la ayuda [para suicidarse] si decide que no quiere afrontar lo que le espera”. Pero el gobierno exige más garantías para que el suicidio sea excepcional: “el Estado no debe favorecer la ayuda a morir, sino la ayuda a vivir”. Juan Pablo II declaró que “la tentación de la eutanasia, adueñarse de la muerte, de modo anticipado y poniendo así fin a la propia vida, se presenta absurda e inhumana. Nos encontramos ante la cultura de la muerte que avanza en las sociedades del bienestar”.

Anuncios

Los promuerte sin careta: Fundación pro eutanasia sugiere aplicarla a pacientes con Alzheimer

octubre 20, 2010

El fundador de la controvertida Fundación Dignitas de Suiza, que propicia el suicidio asistido de enfermos graves, lanzó una nueva provocación al sugerir la posibilidad de que se brinden también dosis letales a algunos parientes de pacientes con formas graves de demencia, como el mal de Alzheimer, informó hoy la prensa local.
“El Estado debería ofrecer mas oportunidades a la gente que sufre de demencia y a sus familiares”, dijo a los medios el directivo de Dignitas, Ludwig Minelli, un promotor extremo de la eutanasia.
Según Minelli, debería consentirse “prescribir una dosis letal” a los compañeros no enfermos de personas afectadas de cuadros severos de demencia.
“En esos casos el compañero de un enfermo de la misma edad muchas veces no desea sobrevivir sólo”, dijo.
La ley suiza excluye estas prácticas, precisó la prensa local.
Minelli comentó en particular el trágico caso de un hombre de 64 años que estranguló a su esposa, de 73 años y afectada de Alzheimer, y luego permaneció varios días junto al cadáver.
La propuesta suscitó reacciones. “¨Dónde nos detendremos? ¿Por qué otros cónyuges no podrían obtener el mismo derecho?”, se preguntó el senador suizo, Felix Gutzwiller.
Para Brigitta Martensson, directora de la Asociación Alzheimer Suisse, “la cuestión de los cónyuges no tiene lugar”. Sin embargo la noticia ya trascendió fronteras y en la prensa británica puede leerse que “los suicidios de familias podrían ser el próximo paso de Dignitas”. En Suiza, la ayuda al suicidio está admitida en la ley en tanto incumba a la persona y no esté motivada por motivos egoístas. Esta normativa sentó las bases para la existencia de organizaciones de ayuda al suicidio. Dignitas es la única que acepta también a pacientes residentes en el extranjero, lo que dio vida al discutido fenómeno bautizado “turismo de la muerte”.

La cultura de la muerte y el negocio: Suiza cobrará una tasa por suicidarse allí

abril 13, 2010

El Pentobarbital es el medicamento al que recurren las organizaciones que asesinan personas enfermas en Suiza

El Parlamento de Zúrich aprobó una moción que busca introducir una tasa para aquellos extranjeros que quieran recibir asistencia al suicidio en ese cantón de Suiza. Una propuesta que, en opinión de algunos, es contraria al derecho federal.
A primera vista, la propuesta formulada por un diputado del partido Unión Democrática de Centro (UDC, derecha conservadora), tiene el propósito de desanimar al “turismo de la muerte”.
Este es un fenómeno que en los últimos años ha provocado que cierto número de enfermos terminales del extranjero (especialmente de Alemania y Gran Bretaña) se desplacen a Suiza para pagar un monto y recibir la asistencia para acabar con sus vidas.
En este país alpino, con base a los datos oficiales, los suicidios asistidos a extranjeros han crecido de 91 (de un total de 272) en 2003, a 132 (de 400) en 2007.
Lo más curioso del tema es que, como ocurre en España con el aborto, no parece haber nadie que se oponga abiertamente a la eutanasia. La derecha liberal quiere “desanimar a los suicidad”, cobrándoles una tasa, algo que les aprece inaceptable a los izquierdistas, por si esto fuese a disminuír, aunque fuese en unos pocos casos, el número de muertes. Una muestra de la pérdica completa de valores morales a que nos arrastra la cultura imperante de la muerte.