Posts Tagged ‘Valcárcel’

El TSJ de Murcia reconoce el compromiso de Valcárcel con la ley del aborto y no admite la querella contra él

abril 30, 2011

El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Murcia ha inadmitido la querella presentada por la llamativa y polémica asociación de extrema izquierda Preeminencia del Derecho contra el presidente de la Comunidad Autónoma, Ramón Luis Válcárcel, por las propagandísticas manifestaciones que hizo en julio de 2010, en las que se mostró partidario de no aplicar la Ley de Interrupción del Embarazo hasta que se pronunciara el Tribunal Constitucional.
El Auto de la Sala de lo Civil y Penal del TSJ, del que ha sido ponente su presidente, Juan Martínez Moya, indica que la citada Asociación presentó su denuncia el 7 de julio de 2010, posteriormente transformada en querella, imputando a Valcárcel la posible comisión de un delito de “suspensión ilegítima de una disposición general”. Asimismo, le atribuía, en su caso, “un delito de impedimento del ejercicio de los derechos individuales”, añade la resolución.
Sin embargo tras las actuaciones llevadas a cabo, el Ministerio Fiscal solicitó el archivo de las mismas al considerar que “como no ha existido una resolución administrativa alguna que pueda resultar contraria al ordenamiento jurídico, no puede existir un delito de prevaricación”.
La Sala de lo Civil y Penal, que coincide con el criterio de la Fiscalía, señala que “no consta que se haya dictado disposición general alguna dirigida a no aplicar la Ley, por lo que, ante la patente falta de indicios de actividad delictiva, pues no son tales los simples juicios de intenciones que recorren transversalmente la denuncia y la querella, procede inadmitirla a trámite y archivar las actuaciones”.
Es decir, más allá del paripé mediático y la propaganda, la Región ha cumplido de manera “impecable” con la ley de asesinato de bebés promovida por el gobierno de ZP.

20110430-190335.jpg

Anuncios

Tras el paripé de Valcárcel, en Murcia se aborta “con normalidad”

agosto 5, 2010

Activistas provida ante uno de los negocios abortistas de la región, socio de ACAI, que se lucran con la aplicación de la nueva ley abortista por el gobierno Regional.

Tras un mes de la nueva ley asesina en vigor, los gobiernos autonómicos han destacado el cumplimiento de la Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo con “normalidad”, aunque algunos gobiernos regionales informan de que también se están produciendo derivaciones de mujeres a otras regiones, así como objeciones de médicos a los nuevos supuestos.
En la región de Murcia, a pesar de las palabras del presidente autonómico Valcárcel, en que indicó que la nueva ley no se aplicaría en la región hasta tener sentencia del tribunal constitucional, la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Murcia asegura que la aplicación de la Ley del Aborto va con “normalidad”, aunque apunta que se sigue practicando el asesinato de bebés a las 14 semanas y que las mujeres que quieren abortar pasadas éstas se derivan a negocios abortistas, pagado con el dinero de todos los murcianos incluido el que se ahorra de otros servicios básicos para la salud.
Desde Alternativa Española en Murcia han criticado que “el gesto de Valcárcel no haya sido más que una muestra de la hipocresía habitual del Partido Popular en nuestra Región y en toda España, en que ante los medios de comunicación afines se declaran defensores de la vida, mientras aplican con entusiasmo las leyes que permiten el exterminio industrial de niños”. También han lamentado que el gobierno regional no tenga dinero para financiar las redes de apoyo a las embarazadas con riesgo de aborto, ni para mantener los conciertos con las ambulancias de traslados de pacientes críticos, pero sí lo tiene para pagar con “normalidad” todos y cada uno de los abortos que se realicen en Murcia”. Opinan desde el partido social cristiano que en lugar de recortar en gastos que sirven para garantizar la vida, se debería recortar los gastos que sólo producen la muerte.
Por su parte el portavoz de los negociantes de la muerte de niños, el condenado por negligencia al particar abortos Santiago Barambio, aplaudió a algunas comunidades autónomas, entre ellas Andalucía y Asturias, por que “se han apresurado para conseguir que la mujer pueda acceder fácilmente al IVE a instancias de la administración y pagado por la administración”, lo que sin duda es un negocio redondo para él y su siniestra organización. Sin embargo, la única región de España que ha merecido sus críticas ha sido Navarra, en la que siguen sin practicarse abortos.

¿Quiere Valcárcel lavar su conciencia? Artículo de Francisco Torres

julio 8, 2010

Ramón Luis Valcárcel es el presidente de la Comunidad Autónoma de Murcia, uno de los bastiones electorales del Partido Popular. Entre sus méritos figura el haber hundido al otrora poderoso PSOE regional. El presidente de la CARM ha conseguido, además, quitar a los socialistas, merced a una estrategia consistente en poner una vela a Dios y otra al diablo, muchas de las marcas del progresismo.

Ramón Luis Valcárcel ha logrado también que Murcia sea una de las Comunidades Autónomas con mayor número de abortos. Ramón Luis Valcárcel ha respetado la objeción de conciencia, pero en su Comunidad han florecido los negocios abortistas con los que su gobierno firma convenios. En la Murcia conservadora de Valcárcel se aborta y se aborta mucho. Sin embargo nadie ha conseguido que se haga público cómo actúa la Consejería de Sanidad en esta materia y quién financia realmente los abortos que la Sanidad pública no hace.

Ramón Luis Valcárcel ha conseguido la fidelidad del sector más derechista del PP murciano; también ha logrado el apoyo de la Iglesia y de los dos grandes pesos pesados en la región: el Opus Dei y el Camino Neocatecumenal. En la región los poderes fácticos religiosos y la derecha religiosa miran para otro lado cuando cada año se publican las estadísticas del aborto en España. Ni una fisura real se ha producido en el apoyo a Valcárcel. Incluso los grupos provida se debaten entren la realidad (una Comunidad Autónoma con un altísimo número de abortos gobernada con mayoría absoluta por el PP) y el subterfugio exculpatorio (es la ley de la izquierda). Pero esto no significa que en el entorno del presidente y en el de varios consejeros no exista una presión para que con algún gesto se pueda excusar, disimular o ocultar una realidad innegable: con el PP en el poder, con mayoría absolutísima desde hace más de dos décadas, con las competencias de Sanidad asumidas, en la región se aborta mucho y sin problemas.

A todos han sorprendido las declaraciones de Ramón Luis Valcárcel dando a entender que en la Región de Murcia no se aplicará la nueva ley del aborto hasta que no se produzca una resolución del Tribunal Constitucional. Es posible que Valcárcel se dejara llevar por el ambiente reinante en la última reunión del Comité Ejecutivo Nacional del PP, por los comentarios de pasillo, y creyera que la voz baja se transformaría en postura oficial del partido. ¿Quiso forzar un cambio de estrategia? ¿Quiso, simplemente, lavar su conciencia? ¿Hizo las declaraciones pensando en el titular que al día siguiente exaltaría la prensa regional? ¿Quiso contentar así a esos sectores que le apoyan sin fisuras?

El hecho cierto es que el Partido Popular se ha apresurado a dejar sólo a Valcárcel y a recomendarle que ajuste sus declaraciones a la doctrina oficial del partido: la nueva ley del aborto se aplicará sin más. Mariano, Soraya, Cospedal y hasta Esperanza Aguirre han sido taxativos en ese sentido. En Murcia la Consejera de Sanidad, María Ángeles Palacios, amparándose en las declaraciones de su presidente, ha afirmado que la ley no se aplicará.

Políticamente Valcárcel, al que Mariano presionó para que se volviera a presentar como cabeza de lista a las próximas elecciones autonómicas para mantener el altísimo número de votos que se obtienen en Murcia, se ha colocado en una situación difícil: o mantiene sus palabras y se las ingenia para no aplicar la ley o rectifica y asume la doctrina oficial del partido.

Todo ello, sin embargo, no es más que un debate publicitario. Es dudoso que la aplicación de la nueva ley suponga que en Murcia se produzcan más abortos de los que ya se producen. Durante décadas Valcárcel no ha movido un dedo para poner coto al asesinato legal de miles de niños. Ahora se subleva ante la ley socialista. Para mí que a Valcárcel sólo le guía el cálculo electoral: contentar a la derecha religiosa y dar argumentos a quienes dentro de la Iglesia le apoyan. Quizás sólo pretenda lavar su conciencia.

Francisco Torres García, portavoz de Alternativa Española

AES apoya a Valcárcel mientras los políticos de su partido le dan la espalda.

julio 7, 2010

Manifestantes de AES ante el negocio abortista Ginemur

Parece claro que defender la vida humana no es algo que haga ganar puntos en el Partido Popular. Desde que el lunes el presidente regional Ramón Luis Valcárcel dijo que no acataría la nueva ley abortista hasta que se pronuncie el Constitucional, se ha encontrado enfrentado no sólo a sus oponentes políticos, los comunistas y socialistas promotores de la ley abortistay los jacobinos de UPyD, sino que ha sido dejado de lado por todos los demás presidentes autonómicos de su partido, así como por la propia directiva popular.
Sin embargo, el partido social cristiano Alternativa Española, habitualmente muy crítico con la gestión del presidente regional ha salido en esta ocasión en apoya de la valiente decisión del dirigente popular de no aplicar la nueva ley del aborto.
Así, en un comunicado hecho público ayer, AES Murcia ha declarado que ” considera positivo que no se aplique la nueva ley y espera que el presidente de la Comunidad Autónoma de Murcia inicie nuevas políticas a favor de la vida: mayor apoyo a las madres, eliminación de cualquier tipo de concierto con las clínicas abortistas y programas educativos a favor de la vida en los centros escolares”. Sin embargo este apoyo de los social cristianos al presidente popular no es incondicional, ya que añaden que “AES espera que el presidente de la Comunidad Autónoma respalde con los hechos sus afirmaciones y no se retracte de las mismas”.