Posts Tagged ‘veladas por la vida’

Mañana hay que volver a estar en las veladas del 25-V

agosto 24, 2010

La nueva ley del aborto cumple un mes. Más de 16.000 seres humanos han sido liquidados sin trabas gracias al impulso legislativo de José Luis Rodríguez Zapatero y su ministra Bibiana Aído.
Por ello no podemos quedarnos de brazos cruzados y permanecer impasivos ante esta barbarie.Si callamos somos cómplices.
POR ELLOS SÉ TÚ SU VOZ, ven te esperamos próximo miércoles 25 de agosto a las 21.00 horas en

Murcia Clínica Ginemur C/Princesa nº7
Cartagena Clínica Ginemur, c/ Doctor Valenciano nº6 Edificio V centenario
Lorca Clínica Delta c/ canal san Diego
A las 20.00 horas en Sangonera la Verde plaza la Iglesia.
Se leerá el siguiente manifiesto:

ABORTO: SALIR DEL POZO

Si estás metido en un pozo y quieres salir de él, no sigas escarbando. Cuanto más caves, más profundo será el hondón en el que te metas. Por el contrario, si estás en el hoyo, lo que fundamentalmente necesitas es pedir ayuda, que te echen un cable.
Sabiduría ancestral que toca a cada generación y persona descubrir y aplicarla en su propia época, en su propia vida. Pero, a veces, no es así, no se acierta. Se dan pasos hacia atrás, en lo social y en lo personal. El mito del desarrollo indefinido es eso, un mito. ¡Cuántas veces nos evitaríamos problemas si, en lugar de insistir con cabezonería, echáramos marcha atrás! Saber que el hombre es el único animal que tropieza dos veces (o más) en la misma piedra, es un buen principio de actuación. Y que entonces está obligado a rectificar para no reincidir. Pero si se sigue por la senda de la obstinación, es difícil alcanzar esta sabiduría del corazón. Y el pozo se ahonda.
No se puede sacrificar el amor al hombre viviente en nombre de un amor a la humanidad impersonal y abstracta. Dicho de otra manera: en pro de una sociedad perfecta, de una ordenación social utópica, en la que no haya problemas, eliminar lo problemático. La modernidad nos ha traído luces nuevas y enfoques novedosos, pero también el riesgo de un mundo virtual que se deshace por momentos en el contraste con la dura realidad. El verdadero deber social no es impersonal, sino que contempla a los demás. Sin esto, lo que se impone es una decadencia esencial de la civilización. Y, a mi juicio, es lo que está sucediendo con el aborto.
No sé si se trata de una distracción –junto con la eutanasia, la ley de la memoria histórica o la polémica asignatura de educación para la ciudadanía-, para alejar del debate público la actual crisis, desaceleración o estancamiento –o como se la quiera llamar- del desarrollo económico –y su consecuencia más nefasta que es el crecimiento del paro-, y que en el fondo no deja de ser también un fruto amargo de la codicia humana. No hay que ser muy avispado para darse cuenta de que para el político este es un camino trillado con buenos resultados: lo que sea despistar, siempre será bienvenido. También podría ser, sin más, una cuestión de carácter ideológico, lo que, en mi opinión, es casi peor.
Pero, cuando se trata de plantear cuestiones esenciales que afectan a la vida humana y a la concepción del ser humano, me parece que están en juego cosas muy sustanciales. Ya decía Sófocles, en Antígona, que “no es para cooperar en el odio, sino en el amor por lo que yo estoy aquí”. Nuestro silencio y nuestra indiferencia permiten que las fuerzas tenebrosas hagan estragos. Que se destroce a los más débiles en nombre de la cultura y de la civilización no deja de ser una tragedia dionisíaca, una fatalidad que nos retrotrae a las edades más oscuras del hombre en donde el débil debía ser abandonado a su suerte porque no tenía cabida entre los fuertes.
Tenemos un serio problema que no se va a resolver con más de lo mismo, ahondando en el pozo de la sinrazón y cavando más en la miseria humana. Sería deseable que intervinieran los intelectuales y no se sustraiga a la opinión pública de un debate serio, a fondo, de una cuestión con múltiples consecuencias indeseables: en esto, me parece que todos estamos de acuerdo. Y no lo digo sólo por las víctimas, que siempre serán inocentes, sino por los ejecutores. Afirma Aristóteles que el robo no hace tanto daño al desvalijado –que lo hace-, porque al final lo sustraído puede ser repuesto. A quien lo hace de verdad es al que sisa indebidamente lo ajeno, que se convierte simplemente en ladrón: pierde dignidad humana y se transforma en alguien que, si desea regresar al estado original, no podrá hacerlo desde fuera, reponiendo; sino en el interior, con una conversión del propio corazón y la aceptación del perdón que se ha de otorgar también desde dentro; y esto no tiene precio en el mercado, porque no se compra, se otorga gratuitamente. Escribe Agustín de Hipona que “nemo intrat in veritatem nisi per caritatem”: nadie entra en la verdad si no es a través del amor. Considerar al otro como enemigo o amigo, como odio o amor, como demiurgo malo o Dios. Ésta es la angustia de nuestro tiempo. Ojalá sepamos, al menos, tener la visión suficientemente esclarecida como para pedir ayuda y que nos saquen del agujero, si es que hemos tenido la desgracia de caer en el hoyo.

Anuncios

25-V en la Región de Murcia otro mes más.

abril 29, 2010

Activistas provida ante el negocio aboertista de Lorca.

Un mes más decenas de personas han acudido ante los negocios abortistas para participar en la tradicional velada por la vida del 25-V en las ciudades de Murcia, Lorca y Cartagena.
En las concentraciones se leyó el siguiente manifiesto:

Buenas noches a todos los “ya nacidos”,

Dicen que nos han ganado la batalla, que ahora la mujer es más libre de decidir sobre su salud reproductiva. Dicen que por fin ha triunfado la igualdad y que se ha conseguido legalizar la situación de tantas mujeres que deciden libremente finalizar su embarazo. La batalla legal quizás quede un poco lejos de nuestras manos pero nosotros podemos librar otras luchas. El éxito pasa por concienciar a nuestra sociedad, darle la vuelta al calcetín y ahora que tenemos la oportunidad, hablar de la VIDA allá donde estemos.
Que cada uno revise su conciencia y vea si puede hacer algo más. Así como los campesinos salían a los campos a luchar con lo que tenían nosotros haremos lo mismo y nos iremos organizando. Durante los últimos meses hemos luchado con nuestro más potente arsenal, en el ámbito político y jurídico hemos sacado nuestras armas y parece que no ha funcionado. Se puede decir que los defensores de la muerte nos han ganado, pero no van a poder controlar a miles de patrullas urbanas, miles de grupos para-vidistas en esta guerra de guerrillas a la que se van a enfrentar.
Que no haya un solo blog en Internet que no defienda la vida, que inundemos las calles de carteles con lemas “pro-life”, que empapelemos los abortorios de arriba a abajo, que en los colegios se defienda la vida y se promuevan actividades que sensibilicen, que en las universidades haya grupos valientes dando la cara y en los hospitales siempre haya un médico de guardia defendiendo la vida en su puesto de trabajo. Que el ama de casa monte una tertulia con amigas e inviten a un ponente, que el casado arrastre a su cónyuge a involucrarse y que el soltero dedique más tiempo en alguna asociación. Que los niños pequeños hablen de lo bonitos que son los bebés y lo poco que lloran. Que los hermanos mayores hablen de su madre embarazada como la mujer más guapa. El que trabaja lo comenté con sus compañeros en el descanso del desayuno y los jefes de las empresas no pongan trabas a las mujeres embarazadas. El que tenga un gran medio de difusión como una emisora de radio local, un canal de televisión del barrio o un periódico “chiquitajo” que lo utilice para lanzar nuestro mensaje a los cuatro vientos.
Nuestro producto –la defensa de la vida- es fruto de la experiencia de la decadencia de muchas culturas anteriores que olvidaron la dignidad humana. Tenemos que estar convencidos con razones de peso que la defensa de la vida es la opción correcta, que nuestro bando es donde se hace realidad la justicia. Nuestro bando es el de las oportunidades y no el del rechazo, es el de la comprensión y la acogida. Nuestro producto es el bueno, el que no caduca, el progresista radical, la ideología más vanguardista… nosotros defendemos y defenderemos la vida pase lo que pase.

Tras el mismo se procedió a rezar el Santo Rosario.
Manifiesto por la Vida apoya decididamente esta iniciativa que busca la abolición completa del aborto

Mañana es 25-V. Concentraciones en la Región ante los negocios abortistas

febrero 24, 2010

Mañana jueves 25 de febrero como todos los 25 de cada mes nos volveremos a concentrar frente a los abortorios de forma pacífica y silenciosa para dar a conocer que hoy en día de una forma cruel, violenta y silenciosa se derrama a diario la sangre de inocentes. Esa tortura despiadada para la mujer y para el nasciturus se llama aborto. Ese holocausto silencioso esta acabando de forma infame con millones de vidas, el equivalente a países enteros.
Por todo ello, para decirle a la mujer que no está sola, que la vida de su bebé merece la pena y que no es un problema, que puede contar con nosotros.
Reivindicamos un SI A LA VIDA, EL DERECHO QUE TODA PERSONA INDEPENDIENTEMENTE DE LA EDAD, TAMAÑO, CONDICIÓN FISICA Y PSIQUICA VALE LA PENA Y TIENE DERECHO A NACER Y A VIVIR.

Manifiesto por la Vida apoya las concentraciones de mañana 25 de febrero

Cientos de colombianos encienden velas por la vida y contra “Clínica de la Mujer”

diciembre 1, 2009

Unos 400 colombianos de esta ciudad colombiana se reunieron en el mismo lugar donde se construirá la denominada “Clínica de la Mujer”, un proyecto de ideología de género y aborto que será financiado con ocho millones de dólares de fondos públicos, para encender “una vela por la vida” y expresar así su firme protesta.

Según explican los organizadores del encuentro, estas personas con “distintas posturas religiosas y políticas, convocados por la Red Antioquia Provida, se reunieron en el mismo lugar donde será levantada la estructura de la Clínica de la Mujer, que gracias a la presión de feministas radicales de genero, iniciará su construcción a mediados de 2010”.

Esta clínica fundamentada en la controvertida ideología de género se presenta “a favor del aborto, la anticoncepción, la diversidad sexual y en contra de la familia, la maternidad y una recta sexualidad. La Clínica de la Mujer busca ser un programa piloto en Medellín para luego replicarse en toda Colombia y América latina”, denuncian.

Los organizadores destacan finalmente que con esta manifestación buscaban generar “conciencia frente al valor de la vida humana en la ciudad. Con cantos, poemas y una obra teatral, cada uno de los asistentes encendió una luz por la vida y se comprometió a defenderla en todo momento y lugar”.