Posts Tagged ‘Colegio de Médicos de Barcelona’

El TSJC rechaza que las menores aborten sin el permiso de sus padres

abril 13, 2010

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) emitió el pasado 7 de abril una sentencia en la que deja sin efectos dos artículos del Código Deontológico del Consejo de Colegios de Médicos de Cataluña. Los preceptos 33 y 59 fueron recurridos por 112 médicos, en 2005, ante la justicia catalana por permitir que las menores pudiesen abortar sin informar ni obtener el consentimientos de sus padres o tutores. El Alto Tribunal les ha dado ahora la razón, pero su decisión quedará obsoleta en julio con la entrada en vigor de la Ley del Aborto, que sí permite a las menores de edad interrumpir su embarazo sin que su familia más directa lo sepa.

El artículo 33 establecía concretamente que «el médico, en caso de tratar a un paciente menor de edad y cuando lo considere con las suficientes condiciones de madurez, habrá de respetar la confidencialidad respecto de los padres o tutores y hacer prevalecer la voluntad del menor».
Asimismo, el precepto 59 consideraba que «el médico no practicará nunca ninguna intervención del embarazo o esterilización sin el consentimiento libre y explícito del paciente, dado después de una cuidadosa información, en especial cuando éste sea menor, pero con capacidad para comprender aquello que consiente. Cuando no exista esta capacidad, será necesario el consentimiento de las personas vinculadas responsables».

Para el TSJC, ambas reglas contravienen la Ley de Autonomía del Paciente de 1992 ya que, tanto en el primer supuesto como en el segundo, se exige que se ponga en conocimiento de los padres o tutores legales de la menor que ésta va a abortar y que, además, éstos autoricen la intervención. Es decir, el tribunal considera en su fallo que las jóvenes de menos de 18 años no tienen autonomía suficiente para decidir por sí solas la interrupción de su embarazo.

Pero, considera la sentencia, para determinar si estos artículos son legales o no, hay que tener en cuenta la ley que existía cuando se redactó el Código Deontológico impugnado y no «normas posteriores». Y es que, la Ley del Aborto da rienda suelta precisamente a la capacidad de las menores de edad para abortar sin la necesidad de informar a sus padres, ni de obtener el consentimiento de éstos. Los colegios de médicos estudian ahora si volver a redactar estas reglas o no.

Anuncios

Guión para Wes Craven

julio 17, 2009

Reproducimos el siguiente artículo, relativo al escándalo del colegio de médicos de Barcelona, de Francisco Torres, aparecido en la opágina de Alternativa Española de Murcia
Yo recomendaría a Wes Craven, especialista en películas de terror con amplia profusión de sangre y restos humanos, con individuos despedazados al más mínimo despiste, que, si se queda sin temas para sus próximos trabajos, lea con detenimiento el sumario del doctor Carlos Morín e investigue sus peripecias por la Ciudad Condal y la capital de España.

Lo que han indicado los testigos, lo que se ha filtrado a la prensa, lo que se conoce de la investigación, da para más de una sangrienta escena. Escena que alcanzaría su climax en esa trituradora disfrazada de fregador en la que los restos de los niños asesinados en el vientre materno o quizás fuera del mismo eran convertidos en una pasta espesa, en una masa informe, viscosa y maloliente, para después recorrer las cañerías hasta los desagües.

Wes Craven disfrutaría convirtiendo a Morín en un auténtico “doctor Muerte” situándolo en un escenario de clínica sanitaria mugrienta, sin garantías, donde lo único importante era el negocio y la pasta. Lo que disfrutaría Wes Craven con esos anuncios por la red ofreciendo a una confiada cliente la posibilidad de abortar en Barcelona. Y las firmas de los documentos psiquiátricos en blanco y el archivo secreto… Podría crear su habitual galería de confiados personajes que perecen de forma pausada a lo largo del metraje de la cinta.

Casi estoy viendo el periplo del doctor por los juzgados y alguna noche en el calabozo, la policía cerrándole el siniestro negocio. Un flash back hacia el pasado recordando aquellos días en prisión y la vuelta a comenzar con el lucrativo negocio.

Lo más complicado para Wes Craven sería encontrar a la heroína, la que lucha por descubrir la verdad que, a veces, muere en el último momento o simplemente queda expectante para la segunda parte. Y es que el caso del doctor Morín podría darle para una serie de películas sangrientas.

La primera acabaría con su puesta en libertad y exoneración merced a la decisión del gobierno. Ahí si que el inagotable director podría contratar a la mismísima Bibiana Aído, para que repitiera eso de que “nadie irá a la cárcel por practicar o someterse a abortos”. Y, como estrambote final, el primer plano de la sonrisa del doctor. Una sonrisa provocada por la decisión del Colegio de Médicos de Barcelona de rehabilitarle tras subsanar, como ha hecho el doctor Morín real y el Colegio de Médicos, la irregularidad administrativa que suponía no haber pagado las pertinentes cuotas.

Sólo quedaría decir, por si alguien pensara que lo escrito es producto de mi fantasía, que los hechos relatados, que brindo como inspiración para Craven, se corresponden con la realidad. Y la realidad es que el Colegio de Médicos de Barcelona entiende que Morín ha actuado siempre con una ética profesional incuestionable o eso es lo que el común de los mortales entiende tras su “justificada” decisión.

Francisco Torres García.

Nuevo escándalo en el colegio de médicos de Barcelona: Readmiten al criminal Morín.

julio 13, 2009

El delincuente abandona su negocio delictico esposado por la Guardia Civil

El colegio de médicos de Barcelona ha vuelto a provocar un nuevo escándalo en relición al caso del delincuente Carlos Morín.
Si ya resultó vergonzosa su actuación cuando saltaron a la luz pública las practicas delictivas de este multimillonario (tras un reportaje con cámara oculta de la televisión danesa y una denuncia del partido provida Alternativa Española) en la que tras una supuesta investigación sólo encontraron alguna irreguidad menor, de tipo administrativo, mientras que la Guardia Civil encontró todo tipo de pruebas acusatorias de los delitos contra la salud, y contra la Hacienda pública cometidos por Morín y su banda, ahora este colegio profesional vuelve a escandaliar a la población y a atentar contra la confianza de los pacientes en sus médicos al readmitir en el colegio a un criminal condenado por delitos de aborto, y que ha cometido intrusión profesional realizando actos clínicos para los que no estaba cualificado, falseando documentos públicos, defraudando a Hacienda.
El vergonzoso motivo ha sido que el delincuente se ha puesto al día de las cuotas del colegio.
Desde Manifiesto por la Vida animamos a todos los médicos de Barcelona a darse de baja en el colegio, pues no cumple con su función de defender y prestigiar la profesión médica, sino al revés, y colegiarae en el de cualquier otra provincia, lo que no les impide realizar su actividad profesional en su provincia.