Posts Tagged ‘Morin’

Piden 345 años de prisión para el criminal abortista Morín

abril 30, 2011

La acusación particular de e-cristians en el caso contra el doctor Carlos Morín, acusado de realizar abortos ilegales en sus clínicas, ha pedido 345 años de cárcel por los 115 abortos que le imputa la juez. E-Cristians ha informado mediante una nota de prensa del contenido de las calificaciones de la acusación particular que ejerce en el caso del doctor Morín y los otros doce imputados por realizar presuntamente abortos ilegales. Esta entidad católica ejerce la acusación particular, junto con el partido social cristiano Alternativa Española, el Colegio de Médicos de Barcelona y el Centro Jurídico Tomás Moro.
El juicio dirimirá la culpabilidad del doctor Carlos Morin, su esposa María Luisa Duran Salmerón y otros 11 colaboradores, entre psiquiatras, anestesistas y profesionales que practicaron o permitieron los abortos.
Las penas que pide E-Cristians para Morin como principal imputado por esos abortos ilegales son de 345 años de prisión y 690 años de inhabilitación para ejercer la medicina como autor, coautor o cooperador necesario.
También le reclaman, por cooperación necesaria en dos delitos de intrusismo, 24 meses de multa; por delito continuado de falsedad documental, cuatro años y seis meses de prisión y multa de dieciocho meses.
Además, por su calidad de fundador y director de una asociación ilícita, se enfrenta a cuatro años de prisión y una multa de veinticuatro meses e inhabilitación especial para empleo o cargo público por doce años.
El pasado mes de febrero la titular del juzgado de instrucción número 30 de Barcelona dio por finalizada la investigación de abortos en las tres clínicas barcelonesas del doctor Morín y le imputó a él, a su esposa y a 11 colaboradores un total de 115 abortos ilegales.
En esta causa judicial, destapada a raíz de un reportaje de la televisión danesa, se intervinieron 2.780 historias clínicas de pacientes sometidas a interrupciones voluntarias del embarazo en la clínica Morín, de las que finalmente acabaron investigándose 167.
Tras la entrada en vigor de la nueva ley del aborto, que ampara la eliminación de bebés hasta las 14 semanas de gestación y hasta las 22 en el caso de riesgos para la gestante o el feto, la juez acordó el sobreseimiento libre de una cincuentena de casos que ahora son legales, aplicando el principio de retroactividad de las leyes.

20110430-191913.jpg

Anuncios

«Turismo abortivo» en las clínicas de Morín

marzo 23, 2011

El criminal Morín en el momento de su detención

Francesas, holandesas o alemanas que en sus países no podían abortar no tuvieron problemas para hacerlo en una de las clínicas del polémico doctor Morín. El cauce de que en esos centros podían interrumpir sus embarazos les llegó por distintas vías, algunas incluso por los propios hospitales donde intentaron por vez primera acabar con la gestación.
También desde centros hospitalarios españoles se facilitaron tarjetas con los teléfonos de las clínicas de Morín, donde los obstáculos eran menos que mínimos, hasta el punto de que una situación de parto prematuro de un «niño esperado» de 28 semanas acabó en aborto.
Los testimonios de que en las clínicas TCB o Ginemedex se propiciaban una especie de «turismo europeo para abortar» proceden de las propias mujeres que interrumpieron allí sus embarazos, testimonios y diligencias a los que ha tenido acceso LA RAZÓN. Así se ha dado la paradoja de que en el caso de la holandesa, que también tenía nacionalidad marroquí, la Fiscalía de su país abrió un procedimiento penal al considerarla sospechosa de «haber matado a un bebé que todavía no había nacido, visto que llevaba más de 22 semanas de embarazo», en concreto 27. Sin embargo, en la documentación incautada en la clínica figuraba que se encontraba de 22 semanas.
En relación con este caso, la investigación se inició después de que, en noviembre de 2007, un hermano del novio de la joven comunicase a la Policía que éste había «desaparecido» una semana y que, cuando regresó, comprobó cómo el embarazo «había desaparecido». Los agentes holandeses se pusieron en contacto con el joven, que argumentó que su novia dio a luz a un niño sin vida en un hospital. Esta versión no fue creída por la Policía, que se trasladó al centro en cuestión, descubriendo que había mentido. Esto fue determinante para iniciar la investigación. Dos policías visitaron a la obstetra que la atendía, que confirmó que en la última revisión se encontraba de 25 semanas y que todo era un «embarazo normal».
Las investigaciones determinaron que la chica viajó en noviembre hasta Barcelona para abortar, lo que, presuntamente, llevó a cabo en Ginemedex. También determinaron que había llamado desde Holanda a un número de Barcelona. La respuesta de las autoridades españolas confirmó que se practicó ese aborto en la clínica de Morín. Guardias Civiles que llevaban a cabo las investigaciones aportaron a la Justicia holandesa fotografías de una mujer que podía ser, por su aspecto, la aludida por la Fiscalía. En esas imágenes se observa a una pareja extranjera saliendo de Ginemedex y regresando a la misma pocas horas después. Finalmente, volvieron a salir y cogieron un coche con matrícula holandesa. «De las gestiones practicadas y de los datos obrantes en los documentos clínicos que obran en esta unidad, se sabe que (…) tuvo una interrupción de embarazo en la clínica Ginemedex de Barcelona».
De Francia también llegaban «clientes» que no pudieron interrumpir legalmente sus embarazos. Una de las chicas declaró ante la Policía Judicial gala, en respuesta a una comisión rogatoria cursada por la magistrada Elisabet Castelló, que cuando abortó estaba de «22 o 23 semanas».
Narró que en un primer momento se trasladó a una clínica de Gerona que conoció a través de internet y que fue allí donde le dieron la dirección de Ginemedex, donde le confirmaron que estaba de 24 semanas. Allí, sus padres pagaron 2.500 euros, sin recibir factura, y ella firmó «un buen número de documentos», pero que en ningún caso rellenó cuestionario alguno. Sobre si se entrevistó con algún psiquiatra, como exige la ley, la joven fue sincera: «No fui a ver a ningún psiquiatra porque yo no tenía problemas de ese tipo».
Otra joven francesa también puso fin a su embarazo en otra clínica de Morín. El motivo era que superaba el «tope de gestación» de 22 semanas. Primero, intentó abortar en un hospital de Dijon, acompañada de sus padres. Allí les dieron «folletos de clínicas que practicaban la interrupción voluntaria del embarazo hasta 24 semanas en Holanda y en España». En un principio, no recordaba el nombre de la clínica, pero luego identificó que se trataba de TCB. El mismo día que llegó le practicaron la interrupción, sin que firmase ningún documento. También afirmó que no fue atendida en ningún momento por algún psiquiatra. Otra joven alemana se trasladó a Barcelona para poner fin a su gestación en una clínica de Morín, aunque se acogió a su derecho a no declarar.

Maniobras dilatorias en los juzgados para dar inmunidad a la filial de Morín en Madrid

junio 25, 2010

La juez Gema Gallego había realizado la primera instrucción. Había tomado testigos, tenía suficientes pruebas indiciarias para iniciar la instrucción contra la filial de Carlos Morín en Madrid, CB Medical. Al parecer, las pruebas psicológicas llegaban directamente desde Barcelona. Es decir, no había examen psicológico en Madrid.
Pues bien, Gema Gallego, antes de partir como consejera del CGPJ había dejado todo ordenado. Pero su sucesor ha decidido dormir el sueño de los justos y solicitar la acusación justo ahora que quedan escasos días para que entre en vigor la nueva ley. Suena a retraso malicioso y/o una dilación indebida. Si lo es, lo dirán los juzgados.

El abortista dr. Morín seguirá sin poder ejercer

septiembre 10, 2009
El criminal Morín y manifestantes provida

El criminal Morín y manifestantes provida

Publica el Diario Ya una noticia sobre el criminal Morín, que reproducimos por su interés:

Excelente noticia para la dignidad del ser humano. El abortista doctor Morín, cuyas clínicas fueron cerradas por la práctica de abortos y que pasó nu tiempo en la cárcel, seguirá sin poder ejercer. La Magistrada Elisabet Castelló, del juzgado de instrucción número 33 de Barcelona, ha decidido ratificar la prohibició acordada por la Audiencia Provincial, ante la rehabilitación que quería llevar a cabo el Colegio de Médicos de Barcelona. Ante esta situación ha sido el partido social cristiano Alternativa Española quien llevó al juzgado un escrito recordandoque dicha rehabilitación chocaba frontalmente con lo acordado por la Audiencia Provincial.

Toda vez que dicha rehabilitación del doctor Morín choca frontalmente con lo acordado por la Audiencia Provincial de Barcelona en el que se pedía “la prohibición temporal de ejercer cualquier acto médico de identica o similar naturaleza durante el periodo de dos años”, los procuradores de AES entienden que deben ponerse estos hechos en conocimiento del juzgado, ya que el Colegio de Médicos de Barcelona ha levantado la limitación de su ejercicio profesional.

Morin llegó a pasar una buena temporada en la cárcel tras descubrirse sus irregularidades en las clínicas abortistas que gestionaba. Una denuncia de Alternativa Española, investigada por el juzgado número 33 de Barcelona dio sus frutos y Morin fue encarcelado, además de sus clínicas cerradas.

Piden prohibir a Morín ejercer cualquier acto médico

julio 30, 2009
El delincuente Carlos Morín sale del juzgado. Detrás manifestantes pro vida con pancartas de AES.

El delincuente Carlos Morín sale del juzgado. Detrás manifestantes pro vida con pancartas de AES.

Según publica el Diario Ya, Alternativa Española, que ya llevó a Carlos Morín a la Cárcel por delito de aborto, vuelve a la carga para defender a la población de los abusos y la impunidad del abortista.
Toda vez que la rehabilitación del doctor Morín choca frontalmente con lo acordado por la Audiencia Provincial de Barcelona en el que se pedía “la prohibición temporal de ejercer cualquier acto médico de identica o similar naturaleza durante el periodo de dos años”, los procuradores de AES entienden que deben ponerse estos hechos en conocimiento del juzgado, ya que el Colegio de Médicos de Barcelona ha levantado la limitación de su ejercicio profesional.
Morin llegó a pasar una buena temporada en la cárcel tras descubrirse sus irregularidades en las clínicas abortistas que gestionaba. Una denuncia de Alternativa Española, investigada por el juzgado número 33 de Barcelona dio sus frutos y Morin fue encarcelado, además de sus clínicas cerradas.

Guión para Wes Craven

julio 17, 2009

Reproducimos el siguiente artículo, relativo al escándalo del colegio de médicos de Barcelona, de Francisco Torres, aparecido en la opágina de Alternativa Española de Murcia
Yo recomendaría a Wes Craven, especialista en películas de terror con amplia profusión de sangre y restos humanos, con individuos despedazados al más mínimo despiste, que, si se queda sin temas para sus próximos trabajos, lea con detenimiento el sumario del doctor Carlos Morín e investigue sus peripecias por la Ciudad Condal y la capital de España.

Lo que han indicado los testigos, lo que se ha filtrado a la prensa, lo que se conoce de la investigación, da para más de una sangrienta escena. Escena que alcanzaría su climax en esa trituradora disfrazada de fregador en la que los restos de los niños asesinados en el vientre materno o quizás fuera del mismo eran convertidos en una pasta espesa, en una masa informe, viscosa y maloliente, para después recorrer las cañerías hasta los desagües.

Wes Craven disfrutaría convirtiendo a Morín en un auténtico “doctor Muerte” situándolo en un escenario de clínica sanitaria mugrienta, sin garantías, donde lo único importante era el negocio y la pasta. Lo que disfrutaría Wes Craven con esos anuncios por la red ofreciendo a una confiada cliente la posibilidad de abortar en Barcelona. Y las firmas de los documentos psiquiátricos en blanco y el archivo secreto… Podría crear su habitual galería de confiados personajes que perecen de forma pausada a lo largo del metraje de la cinta.

Casi estoy viendo el periplo del doctor por los juzgados y alguna noche en el calabozo, la policía cerrándole el siniestro negocio. Un flash back hacia el pasado recordando aquellos días en prisión y la vuelta a comenzar con el lucrativo negocio.

Lo más complicado para Wes Craven sería encontrar a la heroína, la que lucha por descubrir la verdad que, a veces, muere en el último momento o simplemente queda expectante para la segunda parte. Y es que el caso del doctor Morín podría darle para una serie de películas sangrientas.

La primera acabaría con su puesta en libertad y exoneración merced a la decisión del gobierno. Ahí si que el inagotable director podría contratar a la mismísima Bibiana Aído, para que repitiera eso de que “nadie irá a la cárcel por practicar o someterse a abortos”. Y, como estrambote final, el primer plano de la sonrisa del doctor. Una sonrisa provocada por la decisión del Colegio de Médicos de Barcelona de rehabilitarle tras subsanar, como ha hecho el doctor Morín real y el Colegio de Médicos, la irregularidad administrativa que suponía no haber pagado las pertinentes cuotas.

Sólo quedaría decir, por si alguien pensara que lo escrito es producto de mi fantasía, que los hechos relatados, que brindo como inspiración para Craven, se corresponden con la realidad. Y la realidad es que el Colegio de Médicos de Barcelona entiende que Morín ha actuado siempre con una ética profesional incuestionable o eso es lo que el común de los mortales entiende tras su “justificada” decisión.

Francisco Torres García.

Nuevo escándalo en el colegio de médicos de Barcelona: Readmiten al criminal Morín.

julio 13, 2009

El delincuente abandona su negocio delictico esposado por la Guardia Civil

El colegio de médicos de Barcelona ha vuelto a provocar un nuevo escándalo en relición al caso del delincuente Carlos Morín.
Si ya resultó vergonzosa su actuación cuando saltaron a la luz pública las practicas delictivas de este multimillonario (tras un reportaje con cámara oculta de la televisión danesa y una denuncia del partido provida Alternativa Española) en la que tras una supuesta investigación sólo encontraron alguna irreguidad menor, de tipo administrativo, mientras que la Guardia Civil encontró todo tipo de pruebas acusatorias de los delitos contra la salud, y contra la Hacienda pública cometidos por Morín y su banda, ahora este colegio profesional vuelve a escandaliar a la población y a atentar contra la confianza de los pacientes en sus médicos al readmitir en el colegio a un criminal condenado por delitos de aborto, y que ha cometido intrusión profesional realizando actos clínicos para los que no estaba cualificado, falseando documentos públicos, defraudando a Hacienda.
El vergonzoso motivo ha sido que el delincuente se ha puesto al día de las cuotas del colegio.
Desde Manifiesto por la Vida animamos a todos los médicos de Barcelona a darse de baja en el colegio, pues no cumple con su función de defender y prestigiar la profesión médica, sino al revés, y colegiarae en el de cualquier otra provincia, lo que no les impide realizar su actividad profesional en su provincia.

Francia:alerta oficial por riesgo de contagio de SIDA a las mujeres que abortaron en Barcelona

septiembre 28, 2008
CArlos Morin, detendido el pasado año por abortos ilegales, puede haber transmitido el SIDA a las mujeres que le pagaron por cometer sus abortos.

CArlos Morín, detendido el pasado año por abortos ilegales, puede haber transmitido el SIDA a las mujeres que le pagaron por cometer sus abortos.

Las autoridades sanitarias francesas han lanzado una alerta a las mujeres que abortaron en cuatro clínicas de Barcelona por el riesgo derivado de que uno de los médicos que practicaba las operaciones pueda ser portador del virus del sida.

El Ministerio de Sanidad francés ha señalado en un comunicado que ha sido informado de que “un médico español que había practicado interrupciones voluntarias del embarazo en cuatro clínicas de Barcelona hasta el mes de noviembre de 2007 sería portador del virus de inmunodeficiencia humana”.

El ministerio ha precisado que las clínicas concernidas son TBC, Emece, Ginemedex y la Fundación Morin, investigadas a demás por las prácticas de abortos ilegales, que han llevado a su dueño, el peruano Carlos Morín, a la cárcel tras las denuncias presentadas por Alternativa Española.

La dirección general de Sanidad ha señalado que por lo que sabe por el momento “un cierto número de pacientes francesas” abortaron en dichos centros, se estima que entre 700 y 800.

Mientras tanto, el Ministerio de Sanidad español saltó a defender al mécido-criminal, justificando que la comunicación es “muy poco justificada” ya que la posibilidad de contagio es “mínima”. En 27 años, sólo se han documentado tres casos de transmisión de personal sanitario”, indicó un portavoz del departamento que dirige Bernat Soria. Claro que tampoco se han documentado muchos casos de abortos ilegales hasta que se ha producido el espantoso caso de Morín, o el de los fetos en la basura de la Clínica Isadora, y cuya investigación y proceso judicial está encontrando todas las trabas posibles por parte de la fiscalía contra los acusadores.

En el ministerio se asegura que el Gobierno francés “no se ha puesto en contacto de manera oficial con el español en ningún momento” en relación con este caso. Únicamente recibieron una petición de información, “no oficial y nunca relativa a la posible enfermedad de Morín”. El Departament de Salut de la Generalitat recibió el lunes una carta del consulado francés en Barcelona en la que se pedía información sobre la posible enfermedad de un médico de las clínicas de Morín. Desde Salut dijeron que “nunca se ha llegado a demostrar si Morín tiene el sida”, y que este hecho no lo inhabilitaría para la práctica médica.

Nuevas maniobras judiciales en defensa del aborto ilegal.

julio 6, 2008

Audiencia BarcelonMientras que en Madrid se impide que el partido social cristiano Alternativa Española se persone como acusación popular en el juicio por abortos ilegales contra el negocio abortista Isadora, con la excusa de “preservar la identidad de las mujeres que abortaron”, con lo cual, de no formular acusación la fiscalía no existirá juicio, y no se sentará a los abortistas en el banquillo de los acusados; en Barcelona la Audiencia Provincial ha ordenado revelar las identidades de las mujeres que fueron imputadas por haberse sometido a abortos ilegales en las clínicas del doctor Carlos Morín. Sin embargo, esto puede motivar que las mujeres que tengan que revelar su identidad se nieguen a declarar alegando que quieren salvaguardar su intimidad. Las identidades se remitirán a todas las partes personadas por la causa para garantizar el derecho a la defensa. Los magistrados de la Sección Novena entienden la problemática que genera el delito del aborto, pero dicen que mantener secreta la identidad de las pacientes vulnera el derecho a defensa. La Audiencia estima así el recurso presentado por una de las defensas de los imputados, que solicitaba conocer, como parte del proceso, las identidades de las mujeres. Carlos Morín llegó a estar en la cárcel gracias a la persistencia de Alternativa Española, que fue quien denunció al ginecólogo y destapó toda su red delictiva de abortos.

 

Abortorio Ginemedex con el criminal MornSin embargo, esto tiene truco y no es positivo, según manifiestan miembros de asociaciones pro- vida ya que, al revelarse las identidades de las mujeres que han abortado, éstas van a alegar que se niegan a declarar para que su nombre no sea conocido por la opinión pública. Las clínicas abortivas, y la prensa progre, incluido el diario liberal El Mundo, ponen el grito en el cielo cuando salen estas informaciones y hablan de cercenar la libertad de sus clientes al sacar sus identidades pero, por otro lado, son los imputados por abortos ilegales los que exigen conocer la identidad de las mujeres. Si eso se produce, y sus identidades se hacen públicas, no van a declarar contra ellas. Alternativa Española sabe de esta jugada y ve como las clínicas abortivas mientras critican estas noticias por un lado, por el otro se muestran encantadas de que se produzcan para evitar que declaren contra ellas.

 

 

El mensaje que se manda desde el PSOE, sin embargo, es que desde el gobierno se va a intentar interferir con esa decisión, y alterar en la medida de lo posible el proceso judicial. No es desde luego la primera ocasión en la que nuestro gobierno presiona para alterar una decisión judicial. Para De la Vega, la decisión la Audiencia de Barcelona es “inaudita, inaceptable y vulneradora de los derechos fundamentales de las mujeres” porque “desprecia su identidad y la confidencialidad de los datos”. “No nos vamos a resignar ante decisiones de esta naturaleza, sencillamente no lo vamos a tolerar”, ha apostillado la vicepresidenta, apasionada defensora de la tolerancia, quien ha subrayado que el Gobierno no se va a quedar quieto en esta situación.

Desde la oposición, que suponemos que será del Partido Popular, no se conoce otra reacción que el más absoluto y vergonzante silencio.

La Guardia Civil encuentra ADN humano en los desagües de una clínica abortista

julio 3, 2008

Negocio abortista de Morî, impotado por abortos ilegales

El departamento de Biología del Servicio de Criminalística de la Guardia Civil ha redactado un informe en el que afirma haber detectado “ADN nuclear humano” en los “hisopos aplicados por los desagües de la Clínica Ginemedex” de Barcelona.

Este descubrimiento revela no sólo que restos de niños abortados se tiraban sin ningún tipo de control por los desagües de la clínica, sino de la existencia de ADN humano, lo que sería una nueva muestra de que un aborto consiste en matar una vida humana.

Todo lo relacionado con estas pruebas está ligado a las declaraciones de un testigo protegido que puso al descubierto la existencia, entre otras irregularidades, de un triturador industrial así como de un desagüe por donde se tiraban los restos de los niños abortados.

El director de la clínica Ginemedex es el polémico doctor peruano Carlos Morín, que sigue estando imputado a la espera de que se fije la fecha definitiva del juicio. Recientemente, la Audiencia Provincial de Barcelona le concedió la libertad después de que Morín recurriese el auto de prisión provisional dictado por la titular del juzgado de instrucción número 33 de Barcelona.
Recordemos que la juez imputa a Morín, y a otras dos personas, los delitos de aborto ilegal, de asociación ilícita, intrusismo y falsedad documental. El juicio contra Morín que le llevó a la cárcel se inició a raiz de la querella presentada contra el por parte del partido político social cristiano Alternativa Española.

Gracias a los medios del Grupo Intereconomía, que denunciaron un año antes que la televisión danesa estas prácticas a finales de 2006, Morín decidió no realizar más abortos fuera del plazo permitido por la ley en sus clínicas porque, según explicó el mismo testigo protegido, la información que trascendió a la opinión pública en octubre de ese año provocó miedo entre el personal de la clínica.

http://www.lanacion.es/2008/07/03/la-guardia-civil-encuentra-adn-humano-en-los-desagues-de-una-clinica-abortista/